La Vía Láctea

Esta vez vamos a hablar de la galaxia dentro la cual se encuentra nuestro sistema solar, y por tanto, donde todos nosotros residimos.

En una entrada anterior hablamos sobre las galaxias y como se clasifican. Sabemos pues, que la Vía Láctea es una galaxia espiral barrada SBb (recordemos que de espirales barrades había de la SBa a la SBd). Su diámetro, al no ser circular varía entre los 100.000 a 180.000 años luz de diámetro. Posee entre 200.000 y 400.000 millones de estrellas.

Al ser una galaxia espiral posee varios brazos, concretamente cuatro que se conozcan:

  • Brazo de Perseus
  • Brazo de Norma
  • Brazo de Scutum-Centaurus
  • Brazo de Carina-Sagittarius

También hay al menos un brazo menor (en inglés spur), llamado brazo de Orión, que es donde se encuentra el sistema solar.

La galaxia consta de tres partes, como la enorme mayoría (menos, quizá, las irregulares): disco, halo y bulbo.

El disco es la parte donde se encuentra una gran cantidad de polvo y estrellas, es donde están los brazos además. La mayoría de estrellas que vemos en el cielo nocturno son de nuestra vecindad, así que son estrellas del disco. Es una zona de formación de estrellas debido al polvo que existe en ella. La mayoría de estrellas que puedan poseer planetas se encuentran en el disco (más adelante se comprenderá el motivo).

La siguiente zona es el halo. Se extiende hacia ambos polos galácticos, por encima y debajo del disco. Es una zona muy difusa, con escasa cantidad de estrellas y polvo. Lo que sí abunda en esas zonas son los cúmulos globulares, aunque también hay en el disco y en el bulbo. Estos cúmulos, como explicamos en esta otra entrada son vestigios de antiguas nubes de gas, a partir de las cuales se formaron dichas estrellas que hoy día son extremadamente antiguas y sin planetas ya que son de población II (más información en la entrada).

En el bulbo se encuentra también el centro galáctico. Es una zona con una gran cantidad de estrellas, que en conjunto brillan con la intensidad de 5.000 millones de soles. Es una zona activa, con gran cantidad de radiación en varios espectros (rayos X, radiación gamma…). Se considera que los planetas que pueda haber en el bulbo, sean estériles debido a dichas condiciones. En el centro galáctico además, se encuentra el agujero negro supermasivo Sagittarius A*, que se cree que es el responsable de que la galaxia entera se mantenga unida. Además, a raíz del descubrimiento de este agujero negro, se cree que la mayoría de galaxias poseen esta clase de agujeros negros masivos.

Un par de aclaraciones con respecto a la terminología. Para los brazos y en muchas otras ocasiones, empleamos el nombre en latín ya que es como se usa en inglés, el idioma oficial a la hora de escribir artículos científicos. Hay autores que prefieren la castellanización del término, por ejemplo: Sagitario A*, que es totalmente correcto pero aquí optamos por el término más empleado por la comunidad científica al expresarse esta en inglés.

Saludos y hasta la próxima

Kapteyn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.