Introducción a la psicofarmacología

Voy a iniciar una nueva sección en el apartado de psicología: el de psicofarmacología.

Como ciencia de la salud que es, la psicología intenta mejorar la calidad de vida de las persona. Hay programas de intervención, estudios evaluativos, técnicas de gestión y superación, terapias de crecimiento personal… pero a veces, todos estos recursos no son suficientes.

Cuando la problemática psicológica es tan severa que con las técnicas habituales no son efectivas se suele recurrir a los fármacos, que tienen por función estabilizar las reacciones químicas errantes que producen las patologías. Los medicamentos que tienen efectos psicológicos reciben el nombre de psicofármacos y son altamente usados a lo largo y ancho del primer mundo.

Los medicamentos que tienen efectos psicológicos reciben el nombre de psicofármacos

Los principales psicofármacos que existen actualmente se clasifican en:

Ansiolíticos: Los ansiolíticos son un grupo de fármacos que producen enlentecimiento de las funciones nerviosas, por lo que producen relajación o sensación de calma.

Se utilizan para tratar cuadros de pánico, contracturas musculares, síntomas de nerviosismo, insomnio, ansiedad, y convulsiones.

Antidepresivos: Los antidepresivos son medicinas que receta un médico para tratar la depresión. Estos medicamentos ayudan a mejorar la forma en que el cerebro utiliza ciertas sustancias químicas naturales.

Pueden tardar varias semanas en hacer efecto. Existen muchos tipos de antidepresivos. A veces, es necesario probar más de uno hasta encontrar el que surta un mejor efecto.

Neurolépticos o anti psicóticos: Los neurolépticos son fármacos que ejercen efectos fundamentalmente sobre el sistema dopaminérgico, que  se encarga de la regulación de la vida emocional y en el control de la motivación, en la modulación de la percepción y la organización de los comportamientos adaptativos.

Los neurolépticos suelen ser usados en casos  de alucinaciones, el delirio y la agitación (efectos antipsicóticos o incisivos y efectos sedantes), así como en los síntomas negativos o deficitarios de la esquizofrenia (efectos desinhibidores y/o antideficitarios).

Aún con todo lo anterior dicho, el punto clave de los psicofármacos no está en los tipos que hay y en cómo se clasifican sino en qué modo nos afectan. Es por este motivo que  antes de hablar de estos psicofármacos propiamente dichos debemos hablar de sus usos y utilidades, de sus procesos.

Hablaremos de la farmacodinamia y de la farmacocinética, así como de sus principales características. Hablaremos de los efectos secundarios, de las dependencias y de las razones por las que tienen un horario definido para su toma. Y cuando hayamos dejado en claro todo esto, nos centraremos en entender los fármacos propiamente dichos, cuando se tienen que utilizar, de que sirven, ventajas y problemáticas asociadas, etc.

Saludos y hasta la próxima

Jaume Jubany

Anuncios

3 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.