Habitabilidad planetaria, más a fondo.

En una entrada anterior, ya comentamos brevemente el tema, y las necesidades que presentan las formas de vida terrestres para sobrevivir. Esta entrada, y posiblemente partes posteriores, pretenden ahondar más en el tema, que podría ser clave en el futuro de la humanidad.

Antes de nada repasaremos brevemente dichas condiciones necesarias. Temperatura, luz, gravedad, composición y presión atmosféricas. Son las principales características que deberíamos considerar a la hora de escoger un planeta para colonizarlo. La temperatura es muy importante, para la existencia de agua líquida (no solo digamos, la que forma parte del planeta en si, sino el propio agua que poseemos en nuestros cuerpos) en su superficie. La luminosidad es un factor a tener en cuenta, en el cual mayoritariamente afecta el tipo de estrella y la distancia a la misma, así como la composición y proporciones de la atmósfera del planeta. La gravedad viene determinada por el tamaño y la densidad del planeta, e influye en una de las últimas propiedades, la presión atmosférica. Dicha presión debe estar dentro de unos valores para que podamos respirar los gases, así como dichos gases deben ser unos de concretos y en proporciones también determinadas (el oxígeno, por ejemplo).

Varias propiedades vienen derivadas, como hemos expuesto, del tipo de estrella del sistema planetario. Para empezar nos centraremos en evaluar el tipo espectral de una estrella, y en base a las características de la estrella, deducir cuales serían más propensas a albergar planetas habitables. (Nota: se requieren ciertos conocimientos previos, que en su gran mayoría pueden adquirirse en anteriores entradas de este blog, en el apartado de astrofísica).

Podríamos descartar fácilmente las estrellas menos aptas para albergar planetas habitables, y luego analizar las restantes. Las estrellas de población II y las hipotéticas de población III quedarían totalmente descartadas, al tener una metalicidad insuficiente.

Para el desarrollo de la vida tal y como la conocemos, se requiere de una cantidad razonable de años. Las estrellas de la rama asintótica, así como gigantes y supergigantes quedarían descartadas, debido a la inestabilidad de las mismas y a la corta vida de estas últimas. De haber habido suficiente tiempo para que la vida proliferara, se habría perdido ya debido a dicha inestabilidad.

Por temas de luminosidad descartamos a las estrellas de tipo espectral O, B y A. Son estrellas con demasiada masa, luminosidad y temperatura superficial. Los tipos espectrales más deseables se encuentran en el tipo G, y tipo F bajo (F8, F9..) o K alto (K1, K0..). Recordemos que el tipo espectral del Sol es G2.

Esto nos lleva a preguntarnos algo. ¿Son los sistemas de enanas rojas, potencialmente habitables? Esta pregunta es bastante importante ya que existe un número muy elevado de enanas rojas en la galaxia y universo probablemente, además de su longevidad.

602111_extrasolar-planet-gliese-581-g-orbiting-a-red-dwarf-star

A priori se podría caer en la afirmación fácil, y decir que pueden existir dichos planetas habitables, pero hay factores que dificultan tal respuesta:

Debemos considerar que una enana roja posee una masa muy reducida. El radio orbital de un planeta con un tamaño apto (que genere una gravedad de aproximadamente 1G), debería orbitar extremadamente cerca de la estrella. Este poco radio orbital deriva en un posible acoplamiento de marea o sincronía orbital del planeta hacia la estrella. Esto es, una cara del planeta siempre estaría iluminada, y la otra de noche, al igual que pasa con la Luna y la Tierra.

b7ffccbff80647c383d964f7ba61ba28

El planeta debería estar cercano a la estrella para recibir suficiente energía para tener una temperatura habitable, ya que una enana roja es una estrella fría y pequeña. Dicho acoplamiento resultaría en una zona del planeta totalmente caliente y una totalmente fría. Una posibilidad sería que se originara vida en el terminador (zona con puesta/salida de sol permanente). Se han hecho estudios al respecto de vida en sistemas de enanas rojas, algunos han llegado a la conclusión que la vida vegetal sería posible en dichos planetas, pero que posiblemente dichos organismos serían negros (las plantas, árboles..). Esto sería para aprovechar el máximo de energía que emite la estrella, que por la ley de Stefan-Boltzmann sabemos que se encontraría en gran parte en el infrarojo.

En próximas entradas seguiremos ahondando en el tema, para no saturar una sola entrada con demasiada información, siguiendo en la línea de ciencia políticamente incorrecta.

Artículo relacionado con los planetas de enanas rojas.

Saludos y hasta la próxima

Kapteyn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s