¿Por qué somos curiosos?

¡Aaaah la curiosidad! Mucha gente piensa  que es algo que se debe a la personalidad de cada uno… pero ¿y si todos tuviésemos una predisposición hacía ella?

La curiosidad es la intención de descubrir algo que uno no conoce. Dicha voluntad suele enfocarse a cosas que a la persona no le afectan o que, supuestamente, no le tendrían que importar. Suele considerarse que la curiosidad constituye una conducta natural, compartida por el ser humano y los animales. En el caso de las personas, entran en juego diversos factores psicológicos y emocionales que llevan a un individuo a la búsqueda de información para saciar su interés por ciertos datos o para confirmar alguna creencia. Gracias a la curiosidad, las personas interactúan con otros sujetos y con el entorno en general.

¿Y si todos nacemos curiosos por naturaleza?

Al ser algo tan básico, las personas siempre hemos tenido interés en indagar de dónde viene la curiosidad, que es lo que la genera y mantiene, así como de qué modo nos afecta y regula nuestro comportamiento. Y es, a raíz de esto, que encontraron el gen de la curiosidad.

Antes de centrarnos en la investigación del gen y en sus descubrimientos, hace falta poner un poco de contextos teórico. Como ciencia biológica y social, la psicología sigue la las corrientes de pensamiento basadas en la epigenética, donde el entorno y su adaptación a él modifica parte de la expresión final de los caracteres del genoma. Así pues, aunque en este post nos centraremos en los efectos biológicos del gen, siempre partimos del postulado teórico en el que todos tenemos este gen pero lo manifestamos de distintos modos y con diferente intensidad según nuestras vivencias y experiencias personales. Aclarado esto, vamos a centrarnos en el gen de la curiosidad.

En 1999, cuatro científicos de UC Irvine publicaron un artículo titulado “La migración de la población y la variación de la dopamina D4 receptor (DRD4): Las frecuencias de alelos Alrededor del Mundo “, que exploró los patrones de migración y la distribución de la reserva genética en los seres humanos prehistóricos. Originalmente estaban investigando los vínculos entre el receptor de dopamina (DRD4) y el Trastorno por Déficit de Atención pero mientras realizaban el estudio descubrieron otra correlación: la gente con los genes DRD4 poseen una tendencia natural a la búsqueda de emociones y a la exploración de nuevos entornos, además de favorecer los aprendizajes en edades tempranas.

Algunos años más tarde David Dobbs hizo su propia investigación/revisión del artículo de UC Irvine, encontrando nuevos datos interesantes a tener en cuenta, hasta el punto de llamarlo “el gen del viaje”. Por lo visto, en la especie humana, el gen DRD4 puede presentar una pequeña mutación llamada 7R que provoca una potenciación de sus efectos. Hace que las personas  se vuelvan más propensas a tomar riesgos, aumentado sus ganas de explorar nuevos lugares, descubrir y generar nuevas relaciones sociales, experimentar nuevas sensaciones (nuevos sabores, nuevas culturas, probar drogas, etc.), incrementar la aproximación hacía el sexo contrario, etc. Se calcula que, aunque esté presente en todas las personas,  sólo el 20% de la población tiene altos niveles de DRD4 7r en su mapa genético.

gen1

El R7 vendria a ser una mutación en la parte del gen responsable del DRD4

En conclusión, este gen parece tener la capacidad de regular químicamente el nivel de curiosidad de las personas y de activar en mayor o menor medida la sensibilidad a los estímulos externos, de modo que la pasión por los cambios, por la exploración de nuevas metas o el interés hacia cosas distintas parece ser obra de este gen.

Referencias en castellano

http://www.amazings.com/ciencia/noticias/070607b.html

http://www.clarin.com/buena-vida/salud/viajeros-natos-escrito-ADN_0_1315668652.html

http://www.minutouno.com/notas/33211-encontraron-un-gen-la-curiosidad-pajaros-cantores

http://definicion.de/curiosidad/

 

Referencias en inglés

http://elitedaily.com/life/culture/wanderlust-gene-people-born-travel/953464/

http://news.bitofnews.com/the-wanderlust-gene-why-some-people-are-born-to-travel-all-over-the-world/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s