El Test de Sally Anne

Bienvenidos, lectores de CienciaPoliticamenteIncorrecta. En esta ocasión vamos a hablar de un test que ya fue citado en el post “La Teoría de la Mente” que nos sirve, de forma rápida y breve, para poder identificar si un niño o niña tiene habilidades mentalistas. Vamos a hablar del test de Sally Anne.

El test de Sally-Anne es una prueba desarrollada por  y es uno de los ejercicios más utilizados para explicar el constructor de la Teoría de la Mente ya que no se necesita ser un profesional, usando una metodología bastante sencilla y cotidiana. Además, para realizarlo, solo necesitas dos muñecos, dos cajitas diferentes, una bola, y se representa una historia delante de un niño.

Esta prueba consiste en seguir una corta narración sobre dos muñecas (una de llama Sally y otra Anne). Se le dice al niño que “Sally ha escondido su canica en la caja pero que, al salir, Sally, la malvada Anne ha puesto la canica en el cesto”. Al final de este breve relato se le pregunta: “¿Dónde buscará Sally la canica?”.

El niño de cuatro años típico dice que Sally buscará donde la dejó, es decir, e la caja porque ahora Sally esta engañada sobre la localización de la canica. En cambio, la mayoría de los niños afectados por el trastorno del espectro del autismo afirman que Sally buscará la canica donde está, es decir en el cesto, aunque no haya forma de que pudiera averiguar que alguien la había cambiado de sitio. Con ayuda de esta prueba demostramos que estos niños son incapaces de ponerse al lugar del otro (Los dos últimos párrafos son extraídos del libro Autismo y Síndrome de Asperger, pág. 93-94, de Baron-Cohen).

 

En youtube hay muchos videos como este dónde se muestra como se aplica la prueba

Como podéis comprobar, se trata de un test sencillo de aplicar, pero la información que nos aporta resulta muy significativa. Si detectas problemas en el niño para realizar este test en edades superiores a los 5 años es más que recomendable que se contacte con un especialista, aunque muy posiblemente ya lo hayas hecho por otros motivos.

Es importante recalcar que, aunque este test es fácil de aplicar y nos da mucha información cualitativa acerca de las habilidades mentalistas de un niño, no sirve para dar un diagnóstico. Esta prueba nos muestra si el niño/a son capaces de poner-se en la piel de los protagonistas de la historia pero bajo ningún concepto permite el diagnóstico de autismo o cualquier otro trastorno o condición clínica. Para ello se requiere de la aplicación de materiales mucho más sólidos y complejos, especializados en su diagnóstico, como el ADI-R o el ADOS-2.

¡Ahora llega tu turno! ¿Crees el test de Sally-Anne es una buena prueba para identificar síntomas relacionados con el autismo? ¿Se te ocurre algún tipo de ejercicio distinto que permita observar el fenómeno de la Teoría de la Mente? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Saludos y hasta la próxima

Jaume Jubany

 

Materiales consultados:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s