¿El dinero da la felicidad?

¡Saludos, lectores de CienciaPoliticamenteIncorrecta! Estamos en las fiestas de Navidad y, como ya es costumbre en nuestro blog, queremos aprovechar estos días de festividades para hablar de temas positivos, de cuestiones alegres y de aportes motivadores. En esta ocasión vamos a hablar de un tópico muy extendido (y bastante presente en nuestras conversaciones familiares): ¿El dinero da la felicidad? A lo largo de este post vamos a responder a esta pregunta… pero antes, debemos ponernos en contexto.

¿Cuantas veces has escuchado la frase “el dinero no hace la felicidad pero ayuda”?

El concepto de la felicidad es un poco ambiguo pero lo tenemos fuertemente asociado al dinero.  ¿Por qué? Simple: hasta hace solo unos años se avaluaba el nivel de bienestar de una sociedad en función de su PIB. Dicho de otro modo, aquellos países que tuvieran una mayor actividad económica eran los que se percibían como los más felices. Afortunadamente, este sistema de evaluación resulta ser insuficiente para determinar los niveles de felicidad de una población.

Es por esto que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó  la creación de un método de evaluación para medir la felicidad de los países miembros en el Julio de 2001. Esta resolución ha dado pie al World Happiness Report (el Informe Mundial de Felicidad), un informe anual donde se tiene en cuenta el PIB per cápita, el apoyo social, la esperanza de vida saludable, la libertad para tomar decisiones, la generosidad y la percepción del nivel de corrupción, entre otros indicadores para poder determinar el grado de felicidad de más de 155 países. Es decir, tenemos una lista sobre el nivel de felicidad de los principales países del mundo.

Os dejamos el vídeo resumen del informe World Happiness Report 2017

El informe World Happiness Report 2017 nos da el ranking de felicidad pero también nos aporta datos de gran interés acerca de que nos hace felices y de cómo usamos los recursos para obtener la felicidad. Según los resultados, parece necesario tener algo de dinero para ser feliz, ya que la mayoría resulta indispensable para poder cubrir las necesidades básicas. Sin embargo, con un nivel económico suficiente para vivir, el dinero de más no sirve para comprar un extra de felicidad. Siguiendo con esta línea, el informe nos cuenta los determinantes clave de felicidad y la infelicidad los factores clave detectados son:

  • Las variables económicas (ingresos y empleo): En todas las regiones del mundo es consistente el resultado de la gran importancia de tener trabajo para ser feliz, principalmente debido a los daños causados por el desempleo. En cuanto a las características específicas del lugar de trabajo, además de la remuneración, influyen variables como el lugar de trabajo, la satisfacción laboral, conciliación laboral con la familiar, la autonomía, la seguridad o los riegos para la salud.
  • Los factores sociales (educación o vida familiar): Otra aportación de gran interés de este informe es el hecho de incluir los factores sociales como grandes impulsadores de la felicidad. En esta sección se analiza la caída de felicidad en los EEUU de los últimos 10 años y se encuentra que, en general, la caída se debe principalmente a un menor apoyo social, menor sentido de la libertad o mayor corrupción.
  • La salud física y mental: Según los resultados, la enfermedad mental es un factor mucho más importante para determinar el nivel de felicidad que el nivel de ingresos, el empelo o la enfermedad física. No hay que confundirse, ya que la enfermedad física también es importante, pero en ningún caso más que la mental.

En resumen, este informe viene a mostrar que los factores sociales, los factores de salud o los factores laborales son variables que influyen mucho más en la felicidad que el dinero, siempre y cuando se tengan unos ingresos suficientes para vivir y que la vida no esté en riegos continuos por una situación de guerra o violencia extrema.

Por si tenéis curiosidad, los países que encabezan el World Happiness Report de este año son Noruega, Dinamarca, Islandia y  Nueva Zelanda. España se encuentra en el puesto número 34, por debajo de países como Panamá, Guatemala, Méjico o Ecuador. Aun con todo, haciendo un análisis general, los que más ganan en felicidad son países de América Latina, así como Europa Central y Oriental; y los que más puestos pierden en el ranking son países de la Europa Occidental (para más información podéis consultar este enlace).

En conclusión y ya para finalizar este tema, una cosa esta clara: para ser feliz no basta solo con el dinero. Hay otros factores que tienen un mayor impacto en nuestra felicidad que el dinero en sí mismo, especialmente los factores sociales y de la salud.

¡Ahora llega tu turno! ¿Crees que estos son los únicos factores relacionados con la felicidad? ¿Cómo podrías mejorar tu propia felicidad y la de los demás sin usar el dinero? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Des de CienciaPoliticamente os deseamos unas felices fiestas. Gracias y hasta la próxima

Jaume Jubany

 

Materiales consultados

  • Helliwell, J., Layard, R., & Sachs, J. (2017). World Happiness Report 2017, New York: Sustainable Development Solutions Network. (Enlace web en http://worldhappiness.report/ed/2017)
  • Cristina Castilla y Aída de Vicente.: Para ser feliz no basta sólo con el dinero, Infocop núm.78, 2017.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.