Introducción a la Psicología Deportiva

Bienvenidos a esta nueva sección de Ciencia Políticamente incorrecta dedicada específicamente a la psicología deportiva. Un tema que, sin duda, cada día levanta más interés y se está ganando un merecido lugar en el mundo del deporte. Conscientes de este aumento de interés e información, aquí hemos decidido tratar el tema de una manera más amena, diferente y con ejemplos reales, donde aparte de la información teórica necesaria para conocer la PAFD (Psicología de la Actividad Física y del Deporte) ofreceremos historias de profesionales del deporte intentando entender aquellos factores psicológicos que influenciaron en su carrera.

Por lo tanto, a lo largo del año (y esperemos que más tiempo) colgaremos mensualmente una entrevista a diversos deportistas o agentes relacionados con el deporte como pueden ser entrenadores, directivos, cazatalentos e incluso psicólogos deportivos, desde los que podremos ver y entender diversos aspectos psicológicos que afectan en las distintas modalidades que vamos a tratar. La finalidad no será solo tratar de entender la PDAF de primera mano, también poder conocer a nuestros invitados desde un prisma diferente al que normalmente son conocidos y también las distintas dificultades que pueden darse según el deporte o posición, a veces de manera muy específica y otras más generales.

deportes3

La psicología del deporte se puede trabajar en absolutamente todos los deportes, sean colectivos o individuales, ya que en todo deportista siempre existe el factor psicológico

¿Qué es la PAFD?

Definiciones sobre la PAFD hay varias, pero hemos decidido compartir estas dos:

La psicología del deporte y el ejercicio comprende el estudio científico de las personas y sus conductas en el contexto del deporte y de las actividades físicas, y la aplicación práctica de dicho conocimiento (Gill, 2000)

La psicología de la actividad física y del deporte es una ciencia que estudia el comportamiento humano en el contexto de la actividad física y deportiva, y como disciplina de las ciencias de la actividad física y aportando los conocimientos psicológicos al mismo y, de esta manera, contemplando y enriqueciendo las aportaciones propias de otras ciencias, como la medicina, la sociología o el derecho. (Dosil, 2004)

Para profundizar más en el tema, la explicación sobre ¿Qué es la PAFD? la podemos encontrar en este post de uno de nuestros invitados especiales del blog. Pero para poder entender más en que situaciones la podemos encontrar y como trabajarla vamos a adentrarnos un poco en el tema.

Para empezar, es importante saber desde donde puede trabajar un psicólogo deportivo y que funciones puede tener en cada caso. En la PAFD se puede trabajar desde tres campos principales, la investigación, la docencia y en el asesoramiento:

  • Un psicólogo deportivo que decide ejercer el rol de investigador tiene la función de profundizar en los conocimientos a través de la investigación. Por ejemplo podríamos encontrar casos de investigadores intentando conocer la mejora del rendimiento en determinados deportistas con la práctica de una herramienta psicológica como podrían ser la visualización o la relajación. También podríamos encontrar investigadores comprobando la reacción que puede producir la práctica del deporte o ejercicio físico en la personalidad de una persona, ya sea reduciendo el nivel de estrés, ansiedad, etc. Profesionales que usan datos y resultados y que nos ayudan sin duda a conocer y mejorar en esta ciencia, es por eso que la mayoría desempeña sus funciones desde el ámbito universitario.
  • Aquellos que deciden ejercer el rol de docente es habitual encontrarlos trabajando en el ámbito universitario, aunque también pueden ejercer la docencia desde centros especializados o como divulgadores de sus propias investigaciones en congresos y conferencias. Por lo tanto, no es incompatible ejercer el rol de investigador con el de docente.
  • El último campo es el del asesoramiento o consultor. Tal y como indica su nombre es aquel profesional al que acuden los deportistas, profesionales del deporte o clubes para obtener un asesoramiento ya sea para una finalidad muy concreta como podría ser un deportista que quiere recuperar la confianza después de sufrir una lesión o un entrenador que quiere mejorar sus habilidades de comunicación, o un trabajo más generalizado con el que poder trabajar más aspectos, como podría ser el psicólogo deportivo dentro de un club deportivo o incluso un deportista individual que quiere asesoramiento constante para potenciar su rendimiento, conocer aquellas conductas que le dificultan su progreso, o aprender a gestionar situaciones complicadas en su carrera. En este último rol cada vez es más habitual ver al psicólogo trabajando de manera aplicada como parte de un staff técnico, pisando el terreno con la ropa deportiva puesta, perdiendo de vista las cuatro paredes de un despacho, aunque en determinados momentos también sea necesario trabajar en el.

El principal objetivo en el trabajo aplicado es lograr el máximo rendimiento
posible del deportista, ahí entran los factores como la confianza, la motivación
o el nivel de activación entre otros.

Los tres roles poseen una vital importancia para la psicología del deporte, uno mejora y amplia su conocimiento, el segundo la divulga y el tercero la pone en práctica. Es este último el que acaba trabajando directamente con los deportistas, pero ¿somos realmente conscientes de todas las posibilidades de trabajo que ofrece la psicología del deporte? Seguramente si, ya que si estás leyendo esto es porque tienes interés en este mundo, pero aún así voy a detallar varias posibilidades de manera generalizada para que nos demos cuenta que el trabajo del psicólogo deportivo no es el del bombero apagafuegos. Tenemos que terminar con el prejuicio aún tan presente de que ir al psicólogo es sinónimo de tener un problema. La mayoría de funciones que ofrecemos son para sumar y mejorar el rendimiento a un nivel superior evitando que se pueda producir ese posible problema o ayudando a que su afectación sea mínima en caso de haberlo. “Es mejor prevenir que curar”.

Podemos trabajar en aspectos tan importantes como:

  • Trabajo en equipo: la cohesión, la comunicación (entre jugadores o de entrenador a jugadores), liderazgo (tanto en entrenadores como capitanes).
  • Aspectos individuales en el bienestar personal y la salud: las rutinas de entrenamiento, reducción de ansiedad, prevención, aceptación y rehabilitación en lesiones, el autocontrol (mejora de conductas)
  • Aspectos individuales para mejora del rendimiento: Mejorar la concentración y atención, buen nivel de autoconfianza, control de la activación, técnicas como la relajación o visualización.
  • Deporte base y formativo: Reforzar los valores deportivos, el fair play, ayudar en la adquisición de buenos hábitos.

Esta es una lista muy genérica, donde cada aspecto comentado se puede trabajar de varias maneras siempre dependiendo de con quien se deba llevar a cabo, pero queda en evidencia que los beneficios de la PAFD son muchos y realmente importantes. A lo largo de los siguientes meses intentaremos ver con nuestros invitados como han influenciado estos aspectos ya sea trabajando o no con un psicólogo, las diferencias en la respuesta según el deportista y la importancia de trabajarlos.

Saulius Vasaris

@SauVasaris

 

Bibliografia:

  • Dosil, J. (2008). Psicología de la actividad física y del deporte (2ª ed.). Madrid, España: McGraw-Hill/Interamericana de España, S.A.U.
  • Weinberg, R. S., Gould. D. (2010). Fundamentos de psicología del deporte y del ejercicio físico. Ed. Médica Panamericana.
Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s