Entrevista Iban Cuadrado

Hoy conversamos con Iban Cuadrado (1979), ex futbolista profesional y actualmente seleccionador de la C. A. de Murcia en la categoría Juvenil.

Defensa central, formado desde los 6 años en la Masía del Barça, donde pasó toda la etapa de formación llegando incluso a debutar en Champions League con el primer equipo. A los 21 años fue al Real Murcia donde pasó 7 años alternando etapas entre primera y segunda división. En el 2008 volvió a hacer las maletas para ir al Málaga dos temporadas más en primera y después de saltar al Rayo, Ponferradina y Salamanca, el 2013 decide cambiar de aires y vivir una nueva aventura en el futbol Chino. Allí pasó dos temporadas en el Shanghai Donghai y dos más en el Guizhou Zhicheng, donde finalmente colgaría las botas.

Fuiste de los primeros españoles en ir a jugar a China, ¿cierto?

Si, cuando estuve allí solo había dos o tres. Fui de los primeros en saltar hacia el futbol chino tanto en la segunda como primera división y la verdad es que fue una bonita experiencia.

¿Había más opciones a parte de China?

No, estaba sin equipo y salió esta opción. Ya estaba pensando en salir al extranjero cuando tuve esta oportunidad y pensé en ser valiente, adaptarme y a ver qué. Ir a otro país, sea europeo o más lejos al final es lo mismo. Te tienes que adaptar a una nueva cultura, nuevos compañeros, el clima…. Quizá en algunos países hay más diferencia que en otros pero te debes adaptar igual.

¿Cuándo decidiste ir a China pudiste llevar la familia?

Al principio fui a chequear, vi que no era el lugar adecuado para llevar a mis hijos y a mi mujer y lo que hice fue intentar adaptar un poco las cosas para que pudieran venir en verano. Los  primeros años fueron más complicados, luego los otros dos ya era en otro sitio, quizá más fácil pero al ser durante el periodo de colegio de los niños, preferí vivir yo la experiencia y cuando les fuera posible, que vinieran unos días.

Por mi parte ir a España era complicado ya que solo teníamos un mes de vacaciones al año, si hay mundial 2. Cuando aquí era verano y había parón, en noviembre, venia y pasaba las navidades con ellos.

¿Cómo fue la primera impresión que tuviste al llegar?

Fue complicada porque yo venía del futbol profesional y entré en una China que todavía no estaba profesionalizada. El mundo del futbol era completamente diferente, se entrenaba de diferente forma, todo distinto… fue un shock. Los primeros dos meses fueron duros pero al final poco a poco me fui adaptando a su rutina.

31390621_10213597688769591_8523712101875712000_n

En 2015 Iban fichó por el que sería su último equipo, el Guizhou Zhicheng, donde dos temporadas después colgaría las botas.

¿En un país de idioma tan distinto, como te comunicabas con compañeros/entrenadores?

Teníamos un traductor, con lo que empecé hablando en inglés, pero aprendiendo las palabras claves tanto para jugar durante los partidos como las más cuotidianas para poder ir a comprar o pedir ayuda. Para los partidos, unas 15 o 20 palabras como derecha, izquierda, arriba, abajo, presionar, defender, etc. y luego en ingles, que aunque ellos no lo dominaban si lo entendían un poquito. Parece complicado, pero al final a base de usarlo y encontrarte en esta situación se normaliza rápido.

Ha habido jugadores conocidos que también hicieron las maletas a China y al poco tiempo se fueron debido a la diferencia cultural y futbolística ¿te encontraste casos como este?

Si, casi todos los años. Vienen jugadores gracias a buenos contratos y el nivel económico que consiguen, creyendo que van a un futbol parecido y es completamente distinto. Lo que decía antes, un modelo de vida y una cultura distinta. Con un nivel competitivo que ahora ha mejorado, pero antes era menos profesionalizado. Te tienes que adaptar a muchas cosas y al final esto no lo paga el dinero, lo tienes que vivir en tus propias carnes y sobrellevarlo. No todo el mundo es capaz de adaptarse…. Y más ese nivel de futbolistas que vienen de clubs muy grandes, acostumbrado a tenerlo todo. Al final el dinero no es todo.

31318197_10213597693889719_3234682248783462400_n

En la última temporada de Iban en el Guizhou Zhicheng el equipo logro ascender a la Super Liga China por primera vez

Imagino que aparte de españoles habría gente de otros países. ¿Cómo se llevaba la diversidad cultural?

Depende de donde estés, en la ciudad de Shanghai hay españoles, ingleses y muchas nacionalidades pero yo no vivía en la ciudad. Estuve viviendo en un pueblo de una isla donde no había extranjeros, entonces solo con ir a comprar la gente ya me miraba raro. Era un pueblo más rural y de interior. Allí, como en muchas zonas de China la gente solo habla su idioma y esas son las dificultades con las que uno debe de convivir, exceptuando si estas en equipos top de ciudades muy grandes donde ya lo tienen todo.

Si hablamos del equipo, poca diversidad. En los primeros años había tres extranjeros, uno de Australia, otro de África y yo que hablábamos en inglés. El resto ya eran chinos que hablaban poco inglés, por lo que éramos los 3 que debíamos adaptarnos al grupo. Teníamos un traductor que venía a todos los entrenamientos, pero para una buena adaptación tocaba aprender su idioma para poder comprender algunas cosas más.

¿Dentro del campo había más limitaciones que pudieran condicionar a parte del idioma?

Si, por supuesto, es una forma diferente de jugar. Al principio según cómo te comuniques interpretan que les estas gritando y en realidad es una corrección. Depende de muchos factores como el tono de voz o comunicación no verbal, y ellos están acostumbrados a otro tipo de competición, son hándicaps que se han ido cambiando y cada vez igualando.

¿Mientras estabas allá, hubo algún momento que pensaste “¿qué hago aquí?”?

Si, a veces te pasa por la cabeza. Sobre todo los primeros dos meses porque eran tantas cosas diferentes que venían ganas de volver, pero empieza la liga, a jugar en estadios nuevos, competir y esto te limpia la cabeza. Recuperas energías y ganas para la siguiente semana.

Piensa que el primer año no tuve ni un día libre, era una rutina de dos entrenamientos diarios. Muchas rutinas diferentes a lo que estamos acostumbrados en España y poder adaptarse a eso los primeros meses cuesta. Te chocas, te quejas por todo porque al final crees que vienes de un nivel profesional y ellos no se adaptan a lo que dices, pero es porque eres tú quien debe adaptarse a ellos.

31326815_10213597697249803_6980687599765553152_n

En el Shanghai Donghai fue donde Iban inició su aventura asiática (2013), siendo uno de los primeros españoles en jugar la Superliga China.

Dos entrenamientos diarios cada día, ¿Qué tipo de entrenamientos?

Muy rudimentario y repetitivo, ahora ya va cambiando. Ha llegado mucha gente extranjera y más profesionales que ya están dando días de descanso. A mí me pasó, el primer año ningún día, el segundo ya teníamos uno a la semana y luego ya tuvimos nuestro micro ciclo de trabajo estructurado. Han ido poco a poco mejorando y dándose cuenta que no todo es entrenar, también es importante descansar y recuperarse tanto física como psicológicamente. Esto ha cambiado y está cambiando cada vez más rápido.

Por supuesto, la fatiga no es solo física, también hay la psicológica.

Si, esta es la peor, cuesta sobrellevar la fatiga psicológica, porque llegas con mucha energía pero la vas perdiendo poco a poco, esta energía psicológica va mermando cada día al tener que estar  siempre traduciendo, hablando otro idioma, limpiando problemas ya que cada día hay nuevos y se deben ir superando. Al final uno ve las cosas desde otra perspectiva.

¿Podríamos decir que has tenido la suerte de vivir la evolución de un futbol más “rural” por así decirlo a un futbol más globalizado y profesional?

No sé si es una suerte, porque vivir esas cosas no son fáciles. Ahora veo gente que va para allá y lo tiene todo; preparador físico, fisioterapeuta, medico e incluso van a hoteles buenos. Yo al llegar no tenía eso. He visto el cambio y lo que veo es que el futbol en China va a mejorar y los resultados sin duda van a venir.

¿Entonces hubiera sido más fácil haber ido un par de años después?

Más fácil no sé porque fácil no hay nada, más cómodo sí, pero al final creo que para mí esto ha sido mucho más rico. He vivido cosas muy bonitas que me han hecho aprender y mejorar, adaptarme y ver que en la vida no todo es de color de rosa.

Si, viendo tu web y redes sociales se puede ve que hay una estima por el futbol de China.

Si, lo sigo de cerca. A demás he dejado muchas amistades y muchos contactos allí. También tuve un final muy bonito en el cual el aficionado mostró mucho cariño, al final uno deja un poco su sello de personalidad y nunca se cierra la puerta a volver como entrenador u otro rol. Ahora empiezo la carrera de entrenador, completamente diferente. Con esto se reestructura la forma de pensar y vivir el futbol. Esta opción no depende de mí, pero en un mercado así abierto nunca se sabe que puede pasar.

A demás, cuando te encuentras con una situación tan complicada, en un contexto tan diferente, lograr normalizar la situación y seguir adelante es más gratificante.

Si, eso es verdad, fue muy duro debido a varios factores. La contaminación, una alimentación no muy buena, poco descanso entre tantos entrenamientos… al final si no estás preparado lo pasas mal, pero cuando lo miras con perspectiva es cuando verdaderamente te das cuenta de todo lo que has pasado, todo lo que has conseguido y de cómo te has podido superar. Es muy gratificante, una mejora tanto en la vida como en la propia persona, sobre todo en un caso así.

Todas estas cosas uno debe tenerlas en mente y debe vivirlas, no todo es dinero y jugar a futbol. También es estar lejos de la familia, respetarla desde lejos y que sepan que estas por ellos desde aquí. Hay muchas cosas y al final debes tener la cabeza muy bien amueblada, saber a dónde vas, para qué y luego rendir, ya que lo que quiere el club son resultados y rendimiento. Como soy una persona trabajadora y humilde siempre pude aportar donde he estado, a demás las cosas han ido bien. Fui para un año y he acabado cuatro con posibilidad de seguir, pero al final uno mira la balanza y después de tantos años fuera, con los niños creciendo y yo lejos decidí retirarme, las prioridades van cambiando y vi que para mí, las más importantes ya eran otras. A demás, habiendo acabado bien y con la gente contenta pensé que era un buen momento. Ahora empiezo una nueva etapa, preparándome y formándome en España como entrenador.

Si quieres saber como puede afectar la comunicación en el deporte puedes leer el artículo relacionado en el siguiente enlace La comunicación en el deporte

31416903_10213597699769866_8505766392778194944_n

Saulius Vasaris

@SauVasaris

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.