Entrevista Jordi Morales

<<< Esta entrevista esta relacionado con el artículo El deporte adaptado

En esta ocasión tenemos el placer de hablar con Jordi Morales (Esparraguera, 1985), jugador de tenis de mesa paralímpico en activo y con un largo palmarés. Acaba de proclamarse campeón del mundo tras ganar el último Mundial jugado en Eslovenia. También ganó el oro por equipos en los Mundiales del 2010 y 2014 y ha participado en 5 juegos paralímpicos, todos desde Sidney (2000) obteniendo el bronce de categoría individual en Atenas (2004), plata por equipos en Londres (2012) y 4o en Rio (2016). Como deportista profesional se estuvo formando en el CAR Sant Cugat, trabajando los aspectos psicológico con el psicólogo Pep Marí, a quien también pudimos entrevistar hace poco.

A parte de competir, también es el director técnico de la sección de tenis de mesa del C.N.Sabadell y uno de los responsables de la asociación ACTIVA T, dedicada a gestionar y organizar servicios y actividades de ocio y deporte adaptado. Además fue el secretario técnico de la federación catalana de deportes de personas con discapacidad física, una persona dedicada al 100% por y para el deporte adaptado.

Jordi Morales alzándose con el oro en el pódium este pasado mundial

En la competición paralímpica los deportistas tenéis la doble dificultad de competir y tener que hacerlo según la diversidad funcional de cada uno ¿Cómo funciona el sistema de competición?

En el deporte paralímpico sí que hay esta doble dificultad, la del deporte y la de la limitación física, que está añadida en el deporte. Esta segunda te obliga a competir de una manera más exigente y perfecta, adaptarte en una manera de jugar muy diferente, con un estilo de juego más estratégico y quizá en determinados momentos más lento. Uno se debe adaptar a las necesidades.

Sobre el sistema de competición, hay 11 categorías, 10 de discapacidad física (5 con silla de ruedas y 5 de pie) y una intelectual. Lo que pasa que hay tanta diversidad diferente que al final también se intenta valorar las capacidades pero claro, uno que ha entrenado mucho también tiene más capacidad que otro que no lo ha hecho, con el tiempo también se puede mejorar o empeorar y al final aquí se da un caso un poco como en el dopaje, si estas entre dos categorías pues se intenta estar en la inferior para destacar mas.

También se puede cambiar de categoría según cómo evoluciona cada persona. En mi caso, al ser espina bífida, no es progresivo, y me mantengo siempre en la misma categoría, pero otro compañero mío estaba en la 8, bajó un tiempo conmigo en la 7 y ahora ya está en la 6 porqué la suya es degenerativa.

Pero aún estar condicionado cada uno por este handicap individual (parálisis, paraplejia, ceguera, etc) la competición se basa en vuestra alta capacidad en el deporte. Este cambio de perspectiva debe ser muy positivo para quien practica deporte, ¿hasta qué punto?

Totalmente, una de las cosas magníficas que tenemos los deportistas paralímpicos es que en un mundo donde precisamente se nos destaca la discapacidad, aquí se nos reconoce y destaca por una alta capacidad. A mí estos días no paran de felicitarme, y lógicamente no es por mi discapacidad, es por haber sido campeón del mundo jugando al tenis de mesa y podemos decir que es una gran capacidad poder jugar a este nivel.

Esto refuerza mucho muchos aspectos como la  autoestima, la integración en la sociedad, el reconocimiento, aceptación, e incluso la propia visión que se tiene del mundo desde nuestra perspectiva es muy diferente.

En tu caso has llegado a campeón del mundo, pero hay mucha gente que compite en categorías muy inferiores, de manera más amateur o regional pero que por el simple hecho de poder participar y competir, estos beneficios los perciben igual, no es por el nivel si no por el poder hacer.

Una cosa magnifica que tiene el deporte es que en el momento que estas compitiendo, quieres ganar y pensando en este aspecto deportivo, la persona sin darse cuenta está haciendo una rehabilitación física e incluso un poco mejorando su inclusión en la sociedad, pero lo hace de manera intrínseca.

El deporte sirve de vehículo para estas cosas, porque el deportista está compitiendo y su objetivo es intentar ganar, pero a la vez está consiguiendo este reconocimiento, está integración y estas virtudes que a los años uno se da cuenta y lo aprecia.

Jordi Morales enseñando la medalla lograda y la bandera del C.N.Sabadell, donde a demás, trabaja de director técnico

Tengo la impresión que el deporte paralímpico a veces parece vivir más los fundamentos del deporte que las competiciones más “populares”.

Si, el deporte paralímpico también es rendimiento, también es espectáculo pero nunca, nunca, nunca perderá una cantidad increíble de valores, que el deporte olímpico también los tiene pero diferente, es más show y sobretodo si hablamos del futbol, pero el paralímpico mantiene mucho la esencia de los valores y algunos de ellos llevados al extremo como puede ser la superación, el esfuerzo, la constancia, no rendirse…. el deportista paralímpico lo lleva muy hasta el extremo.

Has participado en cinco juegos paralímpicos y ganando medallas, aún así te gusta dedicar la mayor parte de tu vida en ayudar a las personas, a enseñar y compartir con los demás. ¿Qué te lleva a esto?

Al final los éxitos que consigues quizá si te aporten una satisfacción máxima, es el reconocimiento a todo el esfuerzo y tiempo que has invertido, pero esta satisfacción es momentánea, si no hubiera gente a tu alrededor al día siguiente pierde la esencia.

Lo que realmente le da valor es el poder compartir estos momentos y ver que hay una transferencia, es decir, poder ser un ejemplo a seguir para otras personas ya sea enseñando en el aspecto deportivo, como en el personal. Que vean el esfuerzo que te ha supuesto y como superar los fracasos, porqué por cada éxito que tienes hay un montón de fracasos detrás, ver cómo te levantas y sigues adelante puede servir para más gente, cada uno en su ámbito. Yo creo que lo más bonito del deporte está aquí, en compartir y poder transmitir todo lo que tú has vivido.

Considerando la diversidad y viendo partidos donde se puede ver un altísimo nivel de juego, algunos deportistas podríais llegar a competir en olimpiadas normales?

Si, por supuesto, de hecho hay una deportista polaca que ya lleva 2 olimpiadas compitiendo, sí que es verdad que tiene una limitación leve, está en la categoría 10 aún así tiene su limitación aunque para alguien en mi categoría sería impensable. Pero esto solo pasa en algunos deportes, los de marcas como atletismo o natación es muy difícil, pero en el nuestro, al haber el componente técnico, el estratégico, el psicológico, al final puedes suplir una por las otras y estar en el nivel.

Y al igual que un deportista de categoría 10 puede competir en los olímpicos, tu estando al nivel 7 puedes competir en el 8?

No, solo puedo competir en la mía. Teóricamente no sería perjudicial para los demás, ya que mi afectación sería superior a la suya pero no se puede, solo se puede en la que te toca.

El tenis de mesa es un deporte de precisión pero a la vez muy rápido, con estas características, la parte psicológica debe ser fundamental ya que dos errores seguidos pueden afectar al estado de ánimo y de allí a ir perdiendo puntos hasta volver a asentar la cabeza ¿tú como lo trabajas?

Si, el tenis de mesa tiene algo muy malo psicológicamente y es que los puntos duran poco, por lo que hay muchas interrupciones. Durante cada interrupción te da tiempo a pensar en muchas cosas y como empiecen a venir los pensamientos negativos te va menguando la moral, con ella la confianza y cuando no hay confianza no entra nada.

El trabajo psicológico es esencial en muchos aspectos, como evitar estos pensamientos negativos, mejorar la concentración, conseguir un buen autodiálogo o el uso de palabras clave. El autodiálogo yo lo uso bastante y me ayuda mucho, de hecho en este último campeonato del mundo tuve que usarlo durante la final, donde estaba yo ganando dos juegos a cero y el tercero también me puse por delante. En ese momento se me hacía muy difícil no pensar en que podía ser campeón del mundo y esto podía ponerme muy nervioso. Entonces, empecé a desviar la atención a otra cosa que me ayudase a no pensar en ello. A mi por ejemplo me gusta mucho intentar concentrarme en la pelota y ser capaz de poder leer la marca, concentrarme en esto me ayuda a no estar pendiente de la presión, la tensión ni nada que pueda afectarme. Es un estímulo neutro, que quizá no suma para mejorar pero tampoco me resta, de hecho evita que otros factores me resten.

Tengo entendido que normalmente tu objetivo suele ser el oro, si no logras el objetivo ¿como te lo tomas?

Esta es una manera de ser autoexigente, creo que si no aspiras al oro no puedes aspirar a ganar, aún así, si al final lo has dado todo y tu rival ha sido mejor que tu y te ha ganado por calidad pues solo queda felicitarlo y tampoco pasa nada, pero me ayuda a competir siempre al 100%.

De acuerdo, pues muchas gracias por compartir tu experiencia y por pasar este rato con nosotros, sin duda te deseamos que puedas seguir conquistando medallas y mucha suerte en todos tus proyectos.

<<< Esta entrevista esta relacionado con el artículo El deporte adaptado

Saulius Vasaris

@SauVasaris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.