¿Destacar puede volverse un problema? Las Altas Capacidades

¿Qué sucede cuando un niño/a es tan superior en recursos intelectuales respeto a sus igual que no se identifica con ellos? ¿Cómo afecta su alta capacidad a su aprendizaje? ¿Puede resultar un problema tener altas capacidades? ¡Entra y descubre-lo!

La formación, el entrenamiento o el esfuerzo por aprender son características imprescindibles para poder crecer y mejorar en nuestro día a día, así que a nivel social, ser una persona inteligente y lista se suele ver como algo bueno y positivo. De hecho, solemos comparar quien es la persona con mejor preparación y con mayores recursos intelectuales para ser la elegida para el puesto de trabajo así que… ¿Ser demasiado listo se puede convertir en un problema?

¿Ser demasiado listo se puede convertir en un problema?

¿Qué sucede cuando un niño/a es tan superior en recursos intelectuales respeto a sus igual que no se identifica con ellos? ¿Cómo afecta su alta capacidad a su aprendizaje? ¿Puede resultar un problema tener altas capacidades?

En este post trataremos de las altas capacidades en la infancia así que os recomendamos que hagáis un vistazo a nuestras anteriores aportaciones de “las inteligencias múltiples” y “¿Qué es la inteligencia? El Coeficiente Intelectual”, ya que especificamos que es la inteligencia y de qué modo interactuamos con ella.

Se considera que una persona con alta capacidad es alguien con un CI igual o superior a una puntuación de 130. En la infancia, tener una resolución intelectual de este nivel suele ir relacionado con algunas características bastante generalizadas. Según Vantassel-Baska y col. (1989) las características más comunes de los niños con altas capacidades se engloban en:

a) Rasgos cognitivos:

– Gran habilidad para manejar abstracciones

– Poder de concentración

– Habilidad para establecer relaciones entre datos aparentemente dispares.

– Habilidad para memorizar y para aprender rápidamente.

– Buen observador, curioso, con gran variedad de intereses.

 

b) Rasgos sociales y afectivos:

– Altruismo (le gusta ayudar a otros, comprenden las necesidades familiares y personales).

– Necesidad de justicia, de juego limpio.

– Humor (apreciar las diversas formas de humor, ironía, sutileza, doble sentido).

– Gustos por las relaciones con adultos o con niños mayores.

 

c) Rasgos creativos:

– Habilidad para pensar en las cosas de forma global.

– Gustos por el manejo de las ideas.

– Desafío a lo convencional

– Pensamiento independiente

El modelo de Renzulli se parece bastante a los rasgos identificados por Vantassel-Baska

Después de ver esta lista de características, parece lógico pensar que las personas con altas capacidades tienen mayores facilidades para adaptarse al entorno, resolver los inconvenientes y una mayor capacidad de establecer buenas relaciones sociales con las persona de su entorno. Es más, el sentido común nos hace suponer que a mayor inteligencia, mayores habilidades sociales pero… ¿Hasta qué punto esto es cierto? Las investigaciones, en general, muestran dos tendencias dicotómicas:

Las que aportan datos a favor de que los niños/as con altas capacidades no sufren más desadaptaciones que la media.

En esta tendencia se piensa que es la que piensa que una inteligencia superior para el menor implica una mayor facilidad a la hora de resolver sus dificultades, sin importar demasiado si el niño/a esta preparado para resolver el reto. Es decir, que aunque haya un problema que no pueda resolver o que le cueste mucho, seguirá resultado más fácil de solucionar-lo gracias a sus altas capacidades (las altas capacidades siempre juegan a favor del niño/a y su desarrollo).

–  Los que concluyen que los niños/as con dotación superior tienden a encontrar más dificultades que el resto de personas.

En esta tendencia se piensa que las altas capacidades de un menor cuando hay presentes algunos factores de vulnerabilidad (problemas en la familia, dificultades de socialización del niño/a, un correcto desarrollo emocional a la par con su desarrollo intelectual, etc.) puede provocar que el infante en cuestión no sepa usar totalmente su potencial y sus altas capacidades se vuelven un agravante en vez de una ayuda (las altas capacidades pueden resultar, en sí mismas, una dificultad añadida en contra del niño/a y su desarrollo).

Así pues, Garcia Yagüe y col. (1986) encontraron una relación positiva entre alta inteligencia y buenas habilidades sociales y Alonso (1995) realizó una investigación donde los alumnos de 6 a 16 años de edad con altas capacidades parecen ser más abiertos y participativos, facilitando y desarrollo y su relación con sus compañeros.

Según Garcia, Yagüe y Alonso, los niños con superdotación tienen mejores habilidades sociales que sus compañeros

En cambio, Férnandez y Pinto (1989), afirman que los superdotados tienen sus propios problemas de adaptación, sobre todo en la infancia y la adolescencia. Según ellos, los problemas y las inadaptaciones de los alumnos con altas capacidades tienen mayores desajustes sociales que el resto de compañeros. Mönks y Van Boxtel (1985), por su parte, pudieron demostrar que los niños/as con altas capacidades son menos aceptados que aquellos del “promedio”.

Según Férnandez y Pinto o Mönks y Van Boxtel, los superdotados pueden tener sus propios problemas de adaptación social con sus iguales

Así pues, tal y como podemos observar, hay datos que apoyan a una y otra postura por lo tanto… ¿Quién se acerca más a la verdad?

En mi opinión, ambas posturas tienen razón, ya que hay niños a los que las altas capacidades les facilita su desarrollo y a otros que se la complica. A mi parecer, lo determinante para tener buenas o malas habilidades sociales no radica en tener altas capacidades; hay otros factores de mayor relevancia que la inteligencia (los factores predisponentes) que aumentan o disminuyen las posibilidades de tener dificultades (teoría de la vulnerabilidad).

Lo que he podido observar en mi práctica clínica diaria es que hay niños/as con altas capacidades que tienen problemas de relación personal con sus iguales y problemas de adaptación a su entorno. Son personas a las que, además de tener altas capacidades, suelen tener algún problema emocional importante detrás (divorcio conflictivo de los padres, bullying en la escuela, etc.) y sus dificultades no se centran tanto en sus altas capacidades sino en los otros factores.

Lo que sí que es cierto es que las habilidades cognitivas no suelen ir a la par con las habilidades emocionales… dicho de otro modo, presentan una capacidad mental en los aprendizajes más avanzados que los niños de su propia edad, pero no tienen una superdotación en las capacidades de comprensión y de gestión emocional. Eso, a veces, los hace sentir extraños y distintos, ya que se sienten diferentes a sus compañeros pero no terminan de entender cómo adaptarse a ellos.

¡Ahora llega tu turno! ¿Cuál de las dos tendencias crees que se acerca más a la verdad? ¿Crees que las altas capacidades pueden ser un problema en la infancia? ¿Y en otro momento de la vida? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Muchas gracias y hasta la próxima

Jaume Jubany

 

Materiales consultados:

La Teoría de las Inteligencias Múltiple

Vamos a hablar de una de las teorías psicológicas modernas más famosas y reconocidas, que ha tenido un gran impacto en la forma en la que podemos comprender la Inteligencia. ¡Entra y descubre-lo!

En este post trataremos de hablar de una de las teorías psicológicas modernas más famosas y reconocidas, que ha tenido un gran impacto en la forma en la que podemos comprender la Inteligencia y de qué modo podemos seguir creciendo y desarrollando como personas. Vamos a centrarnos con la Teoría de las Inteligencias Múltiples.

En las ciencias sociales, y específicamente de la educación, la teoría de las «Inteligencias Múltiples» representa ese caso en el que una teoría ha recibido una aprobación generalizada.

Además, esta teoría ha llevado a que se reformule y renueven viejos asuntos no sólo en la educación sino con relación a las sociedades humanas, donde cada ser humano se reconozca valioso e inteligente con mucho que aportar y con la posibilidad de realizar sus sueños desarrollando sus potenciales cognitivos. Y el responsable de todo esto es Howard Gardner.

Howard Gardner es el responsable
de la Teoría de las Inteligencias Múltiples

¿Qué es la inteligencia?

>>> Para más interés en este tema, entra en ¿Qué es la Inteligencia?

Estamos acostumbrados a pensar en la inteligencia como una capacidad unitaria o que abarca varias capacidades. Sin embargo, en oposición a esos enfoques de perfil más bien reduccionista, H. Gardner propone un enfoque de inteligencias múltiples. Se trata de un planteamiento sugerente, y acaso también provocativo, que permite problematizar sobre el fenómeno de la inteligencia más allá del universo de lo cognitivo.

Una inteligencia, para Howard Gardner (1995), «implica la habilidad necesaria para resolver un problema o para elaborar productos que son importantes en un contexto cultural».

Gardner rompe con el esquema tradicional de inteligencia dándole al concepto un nuevo significado al referirse con él a una amplia variedad de capacidades humanas. Cada inteligencia expresa una capacidad que opera de acuerdo con sus propios procedimientos, sistemas y reglas, y tiene sus propias bases biológicas. Desde el punto de vista teórico, éste es el referente clave para resolver sobre el estatus de inteligencia de una capacidad. En síntesis, inteligencia es un vocablo útil para designar una experiencia o un fenómeno, en ningún caso es una entidad tangible y mensurable.

La prioridad es elevar a la categoría de inteligencia un conjunto variado de capacidades. Contribuir a producir una percepción en un marco de equivalencia para capacidades tan diversas no es trivial. Con ello se ha establecido un principio de igualdad que tiene como base el reconocimiento y aceptación de la diversidad.

Las inteligencias múltiples identificadas por Gardner

Los seres humanos pueden conocer el mundo de ocho modos diferentes, que Gardner llama las ocho inteligencias humanas: lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, corporal, naturalista, interpersonal e intrapersonal.

Las Ocho inteligencias propuestas por H. Gardner en su teoria

Cada sujeto tiene su propio perfil de inteligencia, o sea, será más competente en algunas disciplinas y menos en otras. Vamos a explicar-las una por una:

  • Inteligencia lingüística

Es la inteligencia relacionada con nuestra capacidad verbal, con el lenguaje y con las palabras en general. Esta inteligencia nos capacita para escribir poemas, historias, etc. Un alto nivel de esta inteligencia es el que se puede encontrar en escritores, poetas, periodistas y oradores, entre otros. Está en los niños a los que les encanta redactar historias, leer, jugar con rimas, trabalenguas y en los que aprenden con facilidad otros idiomas.

  • Inteligencia lógico-matemática

Tiene que ver con el desarrollo de pensamiento abstracto, con la precisión y la organización a través de pautas o secuencias. Comprende las capacidades que necesitamos para manejar operaciones matemáticas y razonar correctamente. Un alto nivel de esta inteligencia se ve en científicos, matemáticos, contadores, ingenieros y analistas de sistemas, entre otros. Los niños que la han desarrollado analizan con facilidad los problemas. Se acercan a los cálculos numéricos, estadísticas y presupuestos con entusiasmo. La utilizamos para resolver problemas de lógica y matemáticas.

  • Inteligencia visual-espacial

Es la capacidad para integrar elementos, percibirlos y ordenarlos en el espacio y poder establecer relaciones de tipo metafórico entre ellos. Esta inteligencia nos capacita para crear diseños, cuadros, diagramas y construir cosas. Está ligada a la imaginación. Se encuentra presente en pilotos, marinos, escultores, pintores, arquitectos y decoradores, entre otros. Está en los niños que estudian mejor con gráficos, esquemas, cuadros. Les gusta hacer mapas conceptuales y mentales. Entienden muy bien planos y croquis.

  • Inteligencia interpersonal

Implica la capacidad de establecer relaciones con otras personas. Incluye las habilidades para mostrar expresiones faciales, controlar la voz y expresar gestos en determinadas ocasiones. También abarca las capacidades para percibir la afectividad de las personas o empatía. Se encuentra presente en actores, políticos, buenos vendedores y docentes exitosos, entre otros. La tienen los niños que disfrutan trabajando en grupo, que son convincentes en sus negociaciones con sus compañeros y también con los mayores, que entienden a los demás.

  • Inteligencia intrapersonal

Se refiere al conocimiento de uno mismo y todos los procesos relacionados, como autoconfianza y automotivación. Es como nuestra conciencia. Nos sirve para entender lo que hacemos y valorar nuestras propias acciones. Se encuentra muy desarrollada en teólogos, filósofos y psicólogos, entre otros. La evidencian los niños que son reflexivos, de razonamiento acertado y suelen ser consejeros de sus compañeros.

  • Inteligencia naturalista

Es la capacidad de distinguir, clasificar y utilizar elementos del medio ambiente, objetos, animales o plantas. Tanto del ambiente urbano como suburbano o rural. Incluye las habilidades de observación, experimentación, reflexión y cuestionamiento de nuestro entorno. Poseen esta inteligencia la gente amante del campo, botánicos, cazadores, ecologistas y paisajistas, entre otros. Se da en los niños que aman los animales, las plantas; que reconocen y les gusta investigar características del mundo natural y su relación con el hombre.

  • Inteligencia cinético-corporal

Abarca todo lo relacionado con el movimiento tanto corporal como el de los objetos y los reflejos. Se usa para efectuar actividades como deportes, que requieren coordinación y ritmo controlado. Se puede observar en atletas, bailarines, cirujanos y artesanos, entre otros. Se la aprecia en los niños que se destacan en actividades deportivas, danza, expresión corporal y/o en trabajos de construcciones utilizando diversos materiales concretos. También en aquellos que son hábiles en la ejecución de instrumentos. Es la inteligencia de los deportistas, los artesanos, los cirujanos y los bailarines.

  • Inteligencia musical

Se relaciona directamente con las habilidades musicales, como el ritmo y la melodía. Nos sirve para crear sonidos nuevos para expresar emociones y sentimientos a través de la música. Está presente en músicos, cantantes, compositores, directores de orquesta, críticos musicales, bailarines, etc. Los niños que la evidencian se sienten atraídos por los sonidos de la naturaleza y por todo tipo de melodías. Disfrutan siguiendo el compás con el pie, golpeando o sacudiendo algún objeto rítmicamente.

Howard Gardner, después de determinar estas ocho inteligencias, aún se encuentra investigando dos probables nuevas inteligencias, es decir, dos categorías que podrían englobar otras capacidades del intelecto humano. Estas otras dos inteligencias que se siguen estudiando son:

    1. Inteligencia moral: Referida a las capacidades presentes en algunas personas para discernir entre el bien y el mal, preocupadas por el respeto a la vida y a la convivencia humana.
    2. Inteligencia existencial: Señala la sensibilidad por la existencia del ser humano, se muestra inquieto por reflexiones sobre la trascendencia humana, sobre alfa y omega.

¡Ahora llega tu turno! ¿Conocías la teoría de las inteligencias múltiples de H. Gardner? ¿Te sientes identificado con alguna de estas inteligencias? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Muchas gracias y hasta la próxima

Jaume Jubany

Materiales consultados:

    • Gardner, H. (1987). Arte, Mente y Cerebro. Buenos Aires: Paidós. (1988).
    • Inteligencias Múltiples. La Teoría en la Práctica. Barcelona: Paidós. (1995).
    • Mentes Extraordinarias: Cuatro retratos para descubrir nuestra propia excepcionalidad. Barcelona: Kairos.(2000).

Las neuronas espejo

¿Nunca os habéis preguntado de donde sale la capacidad de imitar a las otras personas? La respuesta son la neuronas espejo. ¡Entra y descubre-lo!

¿Nunca os habéis preguntado de donde sale la capacidad de imitar a las otras personas? ¿Cómo es posible que las risas o los bostezos sean contagiosos? ¿Por qué nos podemos emocionar al ver una película? La respuesta a todas estas preguntas son la neuronas espejo. La respuesta a todas estas preguntas son la neuronas espejo.

En este nuevo post de CienciaPoliticamenteIncorrecta, hablaremos de qué son, dónde se localizan principalmente y cuáles son sus orígenes.

 

¿Qué son las neuronas espejo?

Las neuronas espejo son un tipo particular de neuronas que se activan cuando un individuo realiza una acción, pero también cuando él observa una acción similar realizada por otro individuo. Las neuronas espejo forman parte de un sistema de redes neuronales que posibilita la percepción-ejecución-intención. El sistema integra en sus circuitos neuronales la atribución/percepción de las intenciones de los otros, la teoría de la mente (Blakemore & Decety, 2001; Gallese, Keysers & Rizzolatti, 2004; Rizzolatti, 2005; Rizzolatti & Sinigaglia, 2006).

Las redes neuronales posibilitan la percepción-ejecución-intención

Cuando una persona realiza acciones, estas van acompañadas de la captación de las propias intenciones que motivan a hacerlas (es decir, que todas las acciones que hacemos tienen siempre un propósito). Para lograr-lo, el cerebro conforma sistemas neuronales que articulan la propia acción asociada a la intención o propósito que la activa. La intención queda vinculada a acciones específicas que le dan expresión, y cada acción evoca las intenciones asociadas.

Estas formaciones neuronales de acción-ejecución-intención en una persona, cuando ve a otro realizar una acción, son las que provocan en el cerebro del observador la acción equivalente, evocando a su vez la intención con ella asociada. La persona, así, puede atribuir a otro la intención que tendría tal acción si la realizase él mismo.

 

El circuito neuronal de las neuronas espejo es simple de entender:
Una persona ríe -> significa que hay algo que hace gracia -> buscar la gracia -> encontrarla -> reír tú también

Estas neuronas y sus funciones específicas permiten explicar fenómenos cognitivos como la empatía y la intersubjetividad, ya que permiten al hombre comprender las intenciones de otras personas. Le permite ponerse en lugar de otros, leer sus pensamientos, sentimientos y deseos, lo que resulta fundamental en la interacción social. La comprensión interpersonal se basa en que captamos las intenciones y motivos de los comportamientos de los demás.

Somos criaturas sociales y nuestra supervivencia depende de entender las intenciones y emociones que traducen las conductas manifiestas de los demás. Las neuronas espejo permiten entender la mente de nuestros semejantes, y no a través de razonamiento conceptual, sino directamente, sintiendo y no pensando (Rizzolatti, Fogassi y Gallese, 2001).

¿Dónde se encuentran las neuronas espejo?

Imagen de la región F5 cortex, área de broca

Las neuronas espejo se han localizado en la región F5 del córtex premotor de los primates, área que corresponde al área de Broca en el cerebro humano

Los sistemas de neuronas espejo, más sofisticados en humanos, están presentes en simios, y probablemente en otras especies, como elefantes, delfines, perros. En el ser humano se han identificado sistemas de neuronas espejo en la corteza motora primaria, principalmente el área de Broca, el área parietal inferior, la zona superior de la primera circunvolución temporal, el lóbulo de la ínsula, la zona anterior de la corteza del cuerpo calloso. Quizá no sólo unas determinadas áreas cerebrales privilegiadas disponen de neuronas espejo, sino que el mecanismo de neuronas espejo constituya un principio básico de funcionamiento cerebral.

¿De dónde salen las neuronas espejo?

El cerebro humano ha evolucionado para educar y ser educado. Los aprendizajes y enseñanzas, la transmisión cultural y la educación son naturales en el hombre.

Como conquista filogenética, los Homo sapiens desarrollaron unos procesos cognitivos que les permitieron ponerse en el lugar mental del otro, aprendiendo no sólo del otro, sino a través del otro (Teoría de la Mente). Esta comprensión de que los otros son también seres intencionales, semejantes a uno, resulta crítica para los aprendizajes culturales humanos. (Vygotski, 1979; Wertsch, 1988).

La capacidad cognitiva-social de un niño, ya desde el primer año de vida, de identificarse con otras personas, de comprender que los demás son seres mentales, que tienen pensamientos, intenciones y sentimientos, será la llave que le abre a la participación e incorporación de los productos culturales.

La Teoría de la Mente resulta clave para comprender la comunicación interpersonal y la interacción social en los procesos de enseñanza-aprendizaje, en las situaciones educativas. El ser humano dispone de unas capacidades mentales que le permiten interpretar y predecir la conducta de los demás.

En las relaciones interpersonales continuamente interpretamos el comportamiento del otro, suponiendo que tiene estados mentales, como opiniones, creencias, deseos, intenciones, intereses, sentimientos. Cuando alguien hace algo pensamos que tal conducta se debe a determinados pensamientos, sentimientos o deseos que tiene en su cabeza. Los seres humanos tenemos una teoría de las mentes ajenas, que nos permite naturalmente atribuir estados mentales a los demás y a nosotros mismos. Somos animales mentalistas. (Riviere, 1991, 1997; Whiten, 1991; Gómez, 2007; García García, 2001, 2007).

Somos animales mentalistas

Las capacidades para reflexionar sobre nuestros propios procesos mentales tienen importantes implicaciones: si una persona conoce sus capacidades y lo que se necesita para efectuar una actuación eficiente en una situación, entonces puede dar los pasos para satisfacer de modo adecuado esas exigencias.

Sin embargo, si no es consciente de sus propias limitaciones, o de la complejidad de la tarea, o de las características y exigencias del contexto particular, difícilmente podemos esperar que adopte acciones preventivas a fin de anticipar problemas o resolverlos adecuadamente.

¡Ahora llega tu turno! ¿Conocías las neuronas espejo? ¿Qué otras especies crees que también las pueden tener? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Muchas gracias y hasta la próxima

Jaume Jubany

 

Materiales consultados:

  • García García, Emilio; González Marqués, Javier; Maestú Unturbe, Fernando (2011) Revista de Psicología y Educación Vol. 1, Núm. 3, pág. 69-89, Link de referencia: http://www.revistadepsicologiayeducacion.es/pdf/27.pdf
  • Baron-Cohen, S. (2005). La gran diferencia: cómo son realmente los cerebros de hombres y mujeres. Barcelona: Amat Editorial.
  • Wertsch, J.W. (1988). Vygotski y la formación social de la mente. Barcelona: Paidos

¿Qué es la Inteligencia? El Coeficiente Intelectual

¿Qué es la inteligencia? ¿De que modo la podemos entender? En esta ocasión hablaremos de esta capacidad mental y del coeficiente intelectual. ¡Entra y descubre-lo!

¿Qué es la inteligencia? ¿Qué es lo que nos hace inteligentes? ¿Cómo podemos identificar y cuantificar nuestra propia inteligencia y la de los demás?

La inteligencia es un concepto complejo: en general, podemos considerar la inteligencia como la capacidad o conjunto de capacidades principalmente cognitivas que nos permiten adaptarnos al entorno, resolver los problemas que éste nos plantea e incluso anticiparnos a ellos con éxito.

Se entiende como una capacidad mental muy general que implica habilidad para razonar, planificar, resolver problemas, pensar de forma abstracta, comprender ideas complejas, aprender con rapidez y aprender de la experiencia. Y en esta ocasión, nos vamos a centrar en definir y detallar este modo de entender la inteligencia, ya que lo usaremos como base para otros post del blog.

Como capacidad mental, la inteligencia no supone el mero aprendizaje de un texto, una habilidad académica específica, o resolver test de forma habilidosa, sino que más bien refleja una capacidad amplia y profunda para la comprensión del entorno, para ser capaz de capturar el significado de las cosas y darles un sentido hacer; se trata de la capacidad de adaptación del individuo en su entorno, así como su grado de éxito con el uso adecuado de los recursos que tiene a su disposición. En este sentido, la inteligencia ser medida, y los test de inteligencia la miden correctamente. Si bien existen distintos tipos de test de inteligencia, todos ellos miden la misma inteligencia.

La complejidad del tema, sin embargo, reside en que los diferentes autores que han tratado y estudiado la inteligencia han encontrado diferentes definiciones de este concepto, contradiciéndose algunas mientras que otras resultan complementarias.


Muchas personas piensan que la inteligencia tiene un origen multifactorial

Dos grandes grupos de teorías

La gran dicotomía dentro del estudio de la inteligencia reside en el enfoque que se le puede dar a la inteligencia. La gran pregunta clave es: ¿la inteligencia es una o, por el contrario, hay varios tipos de inteligencia?

Existen teorías que estipulan que la inteligencia no es una única capacidad, sino que se trata de un conjunto de habilidades y aptitudes independientes entre sí. Esto explica por qué existen genios en algunos aspectos como la música y el arte que tienen una capacidad lógica limitada, o eminencias a nivel intelectual que son incapaces de proyectar tales conocimientos o entender las reacciones ajenas. Es este tipo de teorías, multifactoriales, son las más consideradas a día de hoy. Y en un futuro próximo, traeremos más contenido de este tipo en el blog.

Aún con el auge de las teorías multifactoriales, la vertiente de la inteligencia única continúa teniendo una gran importancia. Y de este modo de comprender y estudiar la inteligencia surge el concepto de Coeficiente Intelectual

Coeficiente Intelectual

El cociente intelectual o coeficiente intelectual (CI en forma abreviada;) es una puntuación resultado de alguno de los test estandarizados diseñados para valorar la inteligencia, como las escalas de Wechsler. Al contrario de lo que se suele pensar comúnmente, el CI no es la inteligencia de una persona, sino un estimador de inteligencia general.

Tal y como hemos visto en el apartado anterior, las teorías más aceptadas consideran que el cerebro humano es lo suficientemente complejo como para no poder medir la inteligencia con un único factor, pero también es innegable que tiene gran valor predictivo en términos de rendimiento académico o laboral. Es por esto que su uso está altamente extendido, tanto en la psicología clínica como en otros ámbitos del estudio del conocimiento y los aprendizajes.

Es importante resalar que el CI no es un indicador absoluto de la inteligencia: lo que mide es el desarrollo mental de un individuo según su edad mental y su edad cronológica. Dicho de otro modo, se comparan las puntuaciones de un mismo grupo de personas con las mismas edades y, según sus notas, se determina el grado de habilidad respecto a sus iguales.

Es por esto que la mayoría de las personas tienen una edad mental que se corresponde con su edad cronológica, por eso el CI de la mayoría está alrededor de 100.

Este es el repartimiento de las distintas puntuaciones del CI en la población, en forma de campana de Gauss

Según el Coeficiente Intelectual, una puntuación de 100 se considera dentro de la normalidad, una puntuación inferior a 70 se habla de discapacidad intelectual, y por encima de 130 se habla de superdotación intelectual. En algunos casos a partir de CI superior o igual a 120 se habla de alta capacidad, y por debajo de 80 se habla de baja capacidad.

En el recuadro superior se pueden observar las diferentes dimensiones 
que nos dan las puntuaciones del CI

Estos valores presentados en las imágenes no tienen por qué ser estáticos y pueden fluctuar a lo largo de la vida de una persona. Cuándo mayor ha sido su formación y estimulación de una persona, más probabilidades hay de que si CI aumente con el tiempo. Por el contrario, hábitos poco saludables, el consumo de drogas o ante un accidente que afecte directamente al cerebro, más probabilidades hay de que el CI disminuya.

¡Ahora llega tu turno! ¿Qué opinas de la inteligencia? ¿Te has preguntado nunca cual podría ser tu CI? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Muchas gracias y hasta la próxima

Jaume Jubany

Materiales consultados:

  • Hernangómez, L. y Fernández, C. (2012). Psicología de la personalidad y diferencial. Manual CEDE de Preparación PIR, 07. CEDE: Madrid.
  • Martin, M. (2007). Análisis histórico y conceptual de las relaciones entre la inteligencia y la razón. España: Universidad de Málaga.
  • El rendimiento académico, cociente intelectual y los niveles de inteligencia emocional, RODAS CABANILLAS, José Luis1; SANTA CRUZ CARPIO, Víctor Oswaldo UCV-HACER Rev. Inv. Cult. Volumen 4, N° 2, Julio – Diciembre 2015 Chiclayo, Lambayeque – Perú
  • El Mundo del Superdotado, Madrid (2018). Link de consulta: https://www.elmundodelsuperdotado.com/que-es-la-inteligencia/
  • Psicologia y mente, teorías de la inteligencia humana (2018). Link de consulta: https://psicologiaymente.com/inteligencia/teorias-inteligencia-humana

Falsas memorias y falsos recuerdos

La memoria es increíble: nos permite aprender, adaptarnos y anticiparnos pero… ¿qué pasa cuando no funciona correctamente? ¡Entra y descubre-lo!

La memoria es increíble: nos permite aprender, adaptarnos y anticiparnos, nos ayuda a sentirnos seguros y tranquilos, es el almacén de todo nuestro conocimiento y nuestra conducta y personalidad están intrínsecamente vinculadas a ella… pero ¿qué pasa cuando no funciona correctamente?

Tal y como expusimos hace tiempo en el post ¿Realmente usamos solamente el 10% de nuestro cerebro?, con el tiempo dejamos de recordar determinados conocimientos o perdemos destrezas y habilidades que antes ya teníamos (¿Cuántas veces habéis estudiado para un examen en el que os sabíais perfectamente todo el temario y al cabo de dos días no os acordabais ni de la mitad?) Y lo que es peor: a veces tenemos recuerdos que son falsos, que solo nos permiten revivir medias verdades o, incluso, recordamos cosas que directamente son mentida. ¿Qué le pasa a nuestro cerebro?

La memoria es un sistema cognitivo que nos permite registrar, almacenar, elaborar y recuperar información de lo que vivimos, en unas ocasiones con altos niveles de precisión y en otras con peligrosas imprecisiones. Estas últimas reciben el nombre de Falsas Memorias y en este post, lectores de CienciaPoliticamenteIncorrecta, nos centraremos en hablar de ellas.

La forma en que se expresan las falsas memorias es tan parecida a la de las memorias verdaderas, que con frecuencia se convierten en respaldo para múltiples decisiones (por ejemplo, a nivel legal, de salud, educativas, etc.).

Las Falsas memorias (FM), que también se pueden llamar falsos recuerdos, son reportes memorísticos que difieren parcial o totalmente de la realidad que fue experimentada. En algunas ocasiones, las FM se presentan como pequeñas desviaciones de forma (por ejemplo, que ayer cenaste pollo en vez de pescado),  pero en otras son verdaderas modificaciones de significado de los hechos vividos (por ejemplo, reportar un abuso sexual que nunca tuvo lugar). Barttlet (1932) presentó estudios que demostraron que lo que las personas memorizamos no se limita a lo que experimentamos directamente, sino que incluye contenidos extraídos de experiencias previas y expectativas culturales ligadas al tipo de evento que se vive.

En general, podemos distinguir dos tipos de FM: las falsas memorias implementadas y las falsas memorias espontáneas (Reyna & Brainerd, 1998).

  • FM implantadas: son reportes memorísticos creados por la influencia de información externa (a través de un comentario erróneo de un tercero, alguna lectura previa del tema, de ver algo por la televisión, etc.)
  • FM espontáneas: son reportes memorísticos alterados por aspectos internos, propios del funcionamiento de la memoria (por inferencia, mezcla de recuerdo y deseo personal, una emoción especialmente fuerte ha distorsionado el recuerdo, etc.)

Las falsas memorias abundan en la vida cuotidiana de cualquier persona

Ambos tipos traen su cuota de problema y de complicaciones: el primero porque devela la facilidad con que las personas podemos tener influencia de terceros para alterar la estructura y contenidos de nuestros recuerdos y con ello de nuestros comportamientos. El segundo porque desdice la mayor parte del conocimiento que teníamos sobre cómo funciona nuestra memoria y nos obliga a configurar nuevas explicaciones. Los efectos de los dos tipos de FM son realmente negativos y ejemplos de cómo éstos han dañado la vida de múltiples personas abundan en la vida cuotidiana de cualquier persona (Ceci & Bruck, 1995).

En definitiva, todo lo anteriormente dicho tiene una gran conclusión lógica: la memoria no es infalible. La utilizamos constantemente y resulta imposible que sea capaz de almacenar a la perfección todos los estímulos, sensaciones y episodios que vivimos a diario. Y las falsas memorias son errores que, aunque inevitables, debemos tener en cuenta: saber que existen y que son tan comunes puede ayudarnos a prevenir errores en nuestros juicios y decisiones.

¡Ahora llega tu turno! ¿Has notado alguna vez que tengas un recuerdo que sea una falsa memoria? ¿Cómo crees que pueden afectar las falsas memorias en los recuerdos verdaderos de otras personas? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Saludos y hasta la próxima

Jaume Jubany

 

Materiales consultados

  • Mojardin.Hernandez, A. (2008). Origen y manifestaciones de las falsas memorias. Universidad Autonoma de Sinaloa (consultar el enlace: http://www.scielo.org.co/pdf/acp/v11n1/v11n1a04.pdf)
  • Brainerd, C.J. & Reyna, V. F. (2005). The science of false memory. Oxford University Press, London England.
  • Barttlet, F.C. (1932). Remembering: A study in experimental and social psychology. Cambridge: Cambridge University Press
  • Ceci, S.J. & Bruck, M. (1995). Jeopardy in the courtroom. Washington, D.C.: American Psychological Association

La Teoría de las Necesidades de Maslow

Vamos a tratar de indagar un poco acerca de las necesidades humanas, partiendo del modelo de Maslow, así que… ¡Entra y descubre-lo!

La teoría que nos traemos en este post es muy conocida y, seguramente, entre la audiencia habrá más de alguno y alguna que ya la conocerá sobradamente pero… ¿Cómo no íbamos, lectores de CienciaPoliticamenteIncorrecta, a sacar un tema tan universal como el de las necesidades humanas en nuestro blog?

Para cualquier tipo de trabajo psicoterapéutico, es esencial identificar y comprender cuales son las necesidades de cada persona; para ello, hace falta centrar-se en el análisis de las necesidades que deben afrontar las personas que van a los centros en busca de ayuda. Y yo os pregunto ¿Por donde empezamos? Para hacer nuestra primera aproximación al tema, usaremos el modelo de Maslow.

Para hablar acerca de qué son las necesidades utilizaremos la teoría psicológica de la jerarquía de las necesidades humanes (Maslow, 1943) como referencia. Esta teoría muestra una serie de necesidades que conciernen a todo el individuo y que se encuentran organizadas de forma estructural (como una pirámide), de acuerdo a una determinación biológica causada por la constitución genética de la persona. En la parte más baja de la estructura se sitúan las necesidades más prioritarias i la superior las de menor prioridad. En ser satisfechas las necesidades de un determinado nivel, el individuo no solo se queda allí sino que encuentra en las necesidades del siguiente nivel la próxima meta de satisfacción.

Por lo tanto, según esta teoría, las necesidades por orden de más a menos prioritarias son:

1. Necesidades fisiológicas: estas necesidades constituyen la primera prioridad del individuo y se encuentran relacionadas con su supervivencia, como la necesidad de homeostasis (el esfuerzo del organismo de mantener un estado normal y constante), la alimentación, la sed, el mantenimiento de una temperatura corporal adecuada, etc. También se encuentran las necesidades en este primer nivel necesidades de otro tipo, como el sexo, la maternidad o las actividades completas.

2. Necesidades de seguridad: con su satisfacción se busca la creación y mantenimiento de un estado de orden y seguridad. Dentro de estas encontramos la necesidad de estabilidad, la de tener orden y la de tener protección, entre otras. Estas necesidades se relacionan con el temor de los individuos a perder el control de su vida y están íntimamente ligadas al miedo, miedo a lo desconocido, a la anarquía…

3. Necesidades sociales: una vez satisfechas las necesidades fisiológicas y de seguridad, la motivación se da por las necesidades sociales. Estas tienen relación con la necesidad de compañía del ser humano, con su aspecto afectivo y su participación social. Dentro de estas necesidades tenemos la de comunicarse con otras personas, la de establecer amistad con ellas, la de manifestar y recibir afecto, la de vivir en comunidad, la de pertenecer a un grupo y sentirse aceptado dentro de él, entre otras.

4. Necesidades de reconocimiento o estigma: también conocidas como las necesidades del ego o de la autoestima. Este grupo radica en la necesidad de toda persona de sentirse apreciado, tener prestigio y destacar dentro de su grupo social, de igual manera se incluyen la autovaloración y el respeto a sí mismo.

5. Necesidades de auto superación: también conocidas como de autorrealización, que se convierten en el ideal para cada individuo. En este nivel el ser humano requiere trascender, dejar huella, realizar su propia obra, desarrollar su talento al máximo.

Cuando ponemos las necesidades
en modo jerárquico, nos aparece la famosa pirámide de Maslow

Evidentemente, la teoría de las necesidades humanas de Maslow tiene puntos criticables y no resulta del todo aplicable respeto a la creación e implementación de programas de tratamiento para resolver algunas de las dificultades propias de los trastornos psicológicos pero nos brinda un marco de referencia sobre el cual empezar a enfocar nuestros esfuerzos. En este sentido, no hace falta dar mucha importancia a una jerarquía teórica y concreta de las necesidades, ya que cuando trabajamos con personas debemos personalizar cada tratamiento de acuerdo con las necesidades personales de cada individuo, de modo que es primordial centrar-se en aquellas necesidades de la pirámide que tienen más dificultades para resolver por sí solos.

¡Ahora llega tu turno! ¿Ves errores realmente graves en una teoría como la de Maslow? ¿Conoces otra teoría que hable de las necesidades humanas más allá de esta? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Saludos y hasta la próxima

Jaume Jubany

 

Materiales consultados

El Test de Sally Anne

En esta ocasión vamos a hablar de un test que ya fue citado en el post “La Teoría de la Mente” que nos sirve, de forma rápida y breve, para poder identificar si un niño o niña tiene habilidades mentalistas. Vamos a hablar del test de Sally Anne. ¡Entra y descubre-lo!

Bienvenidos, lectores de CienciaPoliticamenteIncorrecta. En esta ocasión vamos a hablar de un test que ya fue citado en el post “La Teoría de la Mente” que nos sirve, de forma rápida y breve, para poder identificar si un niño o niña tiene habilidades mentalistas. Vamos a hablar del test de Sally Anne.

El test de Sally-Anne es una prueba desarrollada por  y es uno de los ejercicios más utilizados para explicar el constructor de la Teoría de la Mente ya que no se necesita ser un profesional, usando una metodología bastante sencilla y cotidiana. Además, para realizarlo, solo necesitas dos muñecos, dos cajitas diferentes, una bola, y se representa una historia delante de un niño.

Esta prueba consiste en seguir una corta narración sobre dos muñecas (una de llama Sally y otra Anne). Se le dice al niño que “Sally ha escondido su canica en la caja pero que, al salir, Sally, la malvada Anne ha puesto la canica en el cesto”. Al final de este breve relato se le pregunta: “¿Dónde buscará Sally la canica?”.

El niño de cuatro años típico dice que Sally buscará donde la dejó, es decir, e la caja porque ahora Sally esta engañada sobre la localización de la canica. En cambio, la mayoría de los niños afectados por el trastorno del espectro del autismo afirman que Sally buscará la canica donde está, es decir en el cesto, aunque no haya forma de que pudiera averiguar que alguien la había cambiado de sitio. Con ayuda de esta prueba demostramos que estos niños son incapaces de ponerse al lugar del otro (Los dos últimos párrafos son extraídos del libro Autismo y Síndrome de Asperger, pág. 93-94, de Baron-Cohen).

 

En youtube hay muchos videos como este dónde se muestra como se aplica la prueba

Como podéis comprobar, se trata de un test sencillo de aplicar, pero la información que nos aporta resulta muy significativa. Si detectas problemas en el niño para realizar este test en edades superiores a los 5 años es más que recomendable que se contacte con un especialista, aunque muy posiblemente ya lo hayas hecho por otros motivos.

Es importante recalcar que, aunque este test es fácil de aplicar y nos da mucha información cualitativa acerca de las habilidades mentalistas de un niño, no sirve para dar un diagnóstico. Esta prueba nos muestra si el niño/a son capaces de poner-se en la piel de los protagonistas de la historia pero bajo ningún concepto permite el diagnóstico de autismo o cualquier otro trastorno o condición clínica. Para ello se requiere de la aplicación de materiales mucho más sólidos y complejos, especializados en su diagnóstico, como el ADI-R o el ADOS-2.

¡Ahora llega tu turno! ¿Crees el test de Sally-Anne es una buena prueba para identificar síntomas relacionados con el autismo? ¿Se te ocurre algún tipo de ejercicio distinto que permita observar el fenómeno de la Teoría de la Mente? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Saludos y hasta la próxima

Jaume Jubany

 

Materiales consultados:

Psicología de emergencias y desastres

¿ Quieres saber más hacerca de los profesionales dedicados a la psicología de emergencias y desastres, sus normas de actuación y de la psicología de masas? ¡Entra y descubre-lo!

cropped-cropped-fondo111.jpg

Desde CienciaPolíticamenteIncorrecta, hemos considerado muy importante mostrar todo nuestro apoyo al pueblo de México y dar nuestras condolencias a familiares y amistades de las victimas después de que un terremoto sacudiera el país, provocando 326 víctimas mortales. Es un desastre natural de grandes proporciones y, des de aquí, queremos dar todos nuestros ánimos a todas las personas de México. Para ello, hemos creído conveniente crear un post para explicar cómo se vive desde la psicología una catástrofe natural como la vivida hace varios días en México (que no ha dejado indiferente a nadie).

Desde CienciaPoliticamenteIncorrecta
queremos dar todo nuestro apoyo al pueblo de México

Antes que nada, queremos hacer referencia a los profesionales dedicados a la psicología de emergencias y desastres: estos profesionales están formados para trabajar en una situación de estrés y ansiedad muy elevadas, donde no solo deberán mostrar un amplio conocimiento en su campo, también deben tener la empatía y fortaleza de poder trabajar en situación límite y de manera coordinada con otras organizaciones y profesionales como podrían bien ser la policía, bomberos, Cruz Roja o el propio ejército.

Entre sus tareas, las más frecuentes son los primeros auxilios psicológicos para aquellos afectados directamente, intervención en situación de duelo para las víctimas que han sufrido la pérdida de alguien cercano y la intervención grupal para evacuados para poder llevar a los supervivientes a zona segura. Para conocer mejor esta figura recomendamos la pagina de la Sociedad Española de Psicología Aplicada a Desastres, Urgencias y Emergencias, donde a demás encontrareis los Criterios para la intervención profesional en psicología de las emergencias.

Después de esta introducción, nos vamos a centrar en la población, aquellos que han vivido la catástrofe sin haber sido afectados directamente (fallecidos y heridos). Todos aquellos que después de la catástrofe mantienen intactas sus capacidades físicas y psicológicas automáticamente empiezan a movilizar-se en ayuda a las víctimas. En este punto es donde podemos empezar a hablar de la conducta colectiva.

La conducta colectiva es “la Acción voluntaria, dirigida a un objetivo, que se produce en una situación relativamente desorganizada, en la que las normas y valores predominantes de la sociedad dejan de actuar sobre la conducta individual. La conducta colectiva consiste en la reacción de un grupo a alguna situación” (Appelbaum y Chambliss, 1997).

Los principios del estudio en el ámbito de la psicología de las masas (Le Bon, 1895) solía asociarse la conducta o comportamiento colectivo con una visión negativa, ya que al actuar de manera conjunta, el individuo lo hace desde el anonimato, evadiendo así la responsabilidad individual, pero como hemos podido ver en su definición, esta puede mostrarse en toda situación en que participe un colectivo en general. En el caso de una catástrofe natural, una vez pasada la situación, la gente empieza a movilizarse para poder ver la magnitud de la catástrofe e intentar ayudar a posibles víctimas que puedan encontrarse en peligro. Es ahí donde, al encontrarse estas personas, se agrupa la multitud y empiezan a trabajar y a colaborar colectivamente.

Ante los desastres, la gente se moviliza para intentar ayudar a las posibles víctimas

En una situación de alerta como esta, las normas y reglas vigentes pasan a segundo plano, dando prioridad a la máxima colaboración y ayuda posible. Estas multitudes acaban formando un amplio número de personas con un interés común durante un tiempo limitado y las características principales que se pueden percibir son: la cohesión colectiva ya que se ignoran las diferencias del grupo, pasando a predominar la igualdad entre todos. El reducir el espacio privado, ofreciendo el máximo aproximamiento y ayuda posible a quien lo necesita sea víctima o voluntario. Por último, la percepción de anonimato, ya que aún pueden influir sobre su conducta, se trabaja de manera colectiva y tan organizada como es posible.

Estos grupos carecen de pasado y futuro ya que están creados de manera espontánea para ayudar en un momento puntual, por lo que hay una falta de estructura, objetivos, planes elaborados y son insostenibles durante un largo periodo de tiempo, simplemente hasta que lleguen suficientes profesionales cualificados para abordar estas situaciones, con los que se colaborará hasta que su función no sea necesaria.

En estas conductas colectivas suele reflejarse, sobre todo por ser muy necesaria, la figura del líder. Aquellas personas con capacidad de organizar y determinar que acciones tomar en momentos de dificultad, lógicamente no es habitual encontrar una persona experta en una situación como esta, pero si alguien capaz de decidir qué medidas tomar hasta esperar la llegada de los servicios de emergencia.

Lógicamente hay una gran variedad de conductas sobre las que también podríamos hablar, conductas inadaptadas habituales como podría ser el pánico, que se puede dar perfectamente en una situación como la comentada, pero esta conducta es completamente individual y no colectiva y suele darse sobre todo en el momento de la catástrofe, esos minutos en los que uno no sabe que va a pasar. Pero este post era para comentar los momentos que siguen a la catástrofe y de manera colectiva por lo que dejaremos para otro día esta parte del tema.

Simplemente finalizar con un abrazo muy fuerte al pueblo de México y en especial a todas aquellas personas que siguen recuperándose de esta catástrofe, a demás de todos aquellos que ayudaron y colaboraron en todo lo que pudieron para amortiguar, por poco que fuese, semejante golpe vivido. ¡Fuerza México!

Muchas gracias y hasta la próxima

Saulius Vasaris y Jaume Jubany

 

Materiales consultados

Teoría de la disfunción ejecutiva

¿Qué son las funciones ejecutivas? ¿En qué nos ayudan en nuestro día a día? ¿Que pasaría si no las tuviésemos? ¡Entra y descubre-lo!

¿Qué son las funciones ejecutivas?

Las funciones ejecutivas son un constructo en el que se acogen muchas y diferentes funciones, como las habilidades de planificación, memoria de trabajo, inhibición y control de impulsos, cambio de foco atencional, flexibilidad y autorregulación de la acción, entre otras. Esto pues, las funciones ejecutivas se entienden como un cúmulo de procesos componentes que trabajan conjuntamente relacionadas con la organización de la acción y del pensamiento.

Los problemas internos son el resultado de la representación mental de actividades creativas y conflictos de interacción social, comunicativos, afectivos y motivacionales nuevos y repetidos. (Papazian te al). Los problemas externos son el resultado de la interacción entre el individuo y su entorno. La meta de las funciones ejecutivas es solucionar estos problemas de una manera eficaz y aceptable para la persona y la sociedad’. (Tirapu- Ustárroz).

Las funciones ejecutivas, históricamente, se han situado en el lóbulo frontal del cerebro, y más específicamente en el córtex prefrontal, donde parece situarse el ‘lugar de mando’ que organiza y coordina, obviamente, con la amplia interconexión de otras muchas regiones encefálicas (la corteza de asociación posterior, la corteza premotora, los ganglios basales, el tálamo, el hipotálamo, el hipocampo, la amígdala, la corteza cingulada, los núcleos del tallo cerebral y el cerebelo). La adquisición de las funciones ejecutivas se inicia de manera temprana en el desarrollo (aproximadamente desde el año de edad) y se desarrolla lentamente, con dos picos a los 4 y a los 18 años; después se estabiliza y declina en la vejez.

El aumento de volumen del córtex prefrontal es lento hasta la edad de 8 años, rápido entre los 8 y los 14 años y, de ahora en adelante, se estabiliza hasta adquirir los valores del adulto hacia los 18 años. Las funciones ejecutivas están alteradas en pacientes con daño adquirido en los lóbulos frontales y en un amplio rango de trastornos del desarrollo que se relacionan con déficit congénitos en los lóbulos frontales.

Una disfunción ejecutiva dificulta a la persona traer una vida independiente y tener un comportamiento consistente, pues afecta a funciones de orden superior como la toma de decisiones, las habilidades mentalistas, la resolución de problemas, la regulación emocional, la generalización de los aprendizajes, la adaptación a situaciones imprevistas y nuevas, etc., que son indispensables para funcionar de manera socialmente adaptada.

Las funciones ejecutivas trabajan conjuntamente para organizar nuestro pensamientos

Afectaciones relacionadas a una disfunción ejecutiva

Al tener una disfunción ejecutiva, las personas con autismo suelen presentar los siguientes problemas:

  • Problemas de planificación: Las personas con autismo (niños, adolescentes y adultos) presentan déficit de planificación comparados con personas de desarrollo normal y con personas con otros trastornos que no se asocian a discapacitado intelectual
  • Problemas de flexibilidad cognitiva: hacen referencia a la habilidad para cambiar a un pensamiento o acción diferente en función de los cambios que ocurren en las situaciones o contextos. Las estereotipias, la rigidez e inflexibilidad cognitiva y conductual, la insistencia en la invariancia ambiental, los rituales y rutinas, las ecolàlies son los indicadores conductuales más íntimamente relacionados con las funciones ejecutivas. Una flexibilidad cognitiva pobre se caracteriza también por dificultades en la regulación y modulación de los actos motores.
  • Problemas de inhibición de respuesta: la inhibición de acciones no deseadas que se están ejecutante o la inhibición de comportamientos prepotentes son uno de los procesos mentales imprescindibles para la regulación y el control del comportamiento, su flexibilidad y adaptación. La alteración de estos procesos de inhibición puede convertirse en el sustrato psicológico del comportamiento repetitivo y estereotipado, y el deseo de invariancia de las personas con TEA. Si la persona no es capaz de inhibir pensamientos o acciones antes o durante el ejercicio de una actividad, tenderá a la rigidez y la persistencia, como si no fuera propietaria de su capacidad para parar y dirigir su conducta en otra tarea.
  • Problemas en habilidades mentalistas: entendemos habilidades mentalistas como esta capacidad que tenemos las personas de atribuir estados mentales y emocionales a los otros, poder anticipar sus comportamientos, sus intenciones, intuir o saber aquello que los motiva; en definitiva, leer sus mentes. Esta habilidad mentalista es imprescindible para sobrevivir en el mundo social, para relacionarnos, tener amigos, convivir con la familia, coordinarnos con otras personas, cooperar con otros, engañarlos, enfrentarnos a ellos, competir, disfrutar de una relación, etc.

A pesar de que los problemas en las habilidades mentalistas se explican mejor gracias a la Teoría de la Mente, el cierto es que  requieren de procesos cognitivos relacionados con las funciones ejecutivas,  de forma que no pueden atribuirse únicamente a la inferencia de los estados mentales y emocionales de los otros.

Las funciones ejecutivas como teoría explicativa de la conducta TEA

No podíamos finalizar un post acerca de la teoría de las funciones ejecutivas sin antes mencionar su gran aplicabilidad en el tratamiento del trastorno del espectro autista.

Recordemos que el trastorno del espectro autista (TEA) es el término que se utiliza para dar cuenta de las diferentes manifestaciones de gravedad del autismo; es un trastorno del neurodesarollo que se caracteriza por alteraciones cualitativas en la interacción social recíproca y en la comunicación, y por la presencia de conductas repetitivas e intereses restringidos.

Para entender y adaptar mejor a las personas autista, se han creado múltiples teorías para facilitar su terapia y dos de las más conocidas son, por un lado, la hipótesis del déficit en teoría de la mente (que trataremos más adelante en este blog) y, por otro lado, la teoría de la disfunción ejecutiva, indicando que esta teoría ha tenido un gran impacto a la hora de comprender a nivel psicológico un montón de procesos cognitivos y mentales imprescindibles para poder seguir con nuestro día a día.

¡Muchas gracias por todo y hasta la próxima!

Jaume Jubany

Materiales consultados:

  • Simon Baron-Cohen, Autismo y Síndrome de Asperger, Alianza Editorial, S.A Madrid, 2016
  • Martos-Pérez J, Paula-Pérez I. Una aproximación a las funciones ejecutivas en el trastorno del espectro autista. Rev Neurol 2011; 52 (Supl 1): S147-53.
  • Martos-Pérez Intervención educativa en autismo desde una perspectiva psicológica REV NEUROL 2005; 40 (Supl 1): S177-S180

La creatividad

Y si ahora yo te preguntara ¿sabes que es la creatividad?… ¿Sabrías que responder? Las estadísticas nos dicen que solo 3 de cada 10 personas adultas sabrían responder así que… ¿A que estás esperando?¡Entra y descubre-lo!

Actualmente el panorama económico está cambiando: las empresas no solo buscan gente competente con perfiles altamente formados, con sus estudios y experiencias, sino que también están empezando a valorar las capacidades y las habilidades personales del individuo… y una de las habilidades que más en auge están es la creatividad. Es curioso ¿verdad? Que algo tan abstracto, tan subjetivo, este ganando peso en la selección del personal en las empresas más importantes del mundo.

Y si ahora yo te preguntara ¿sabes que es la creatividad?…  ¿Sabrías que responder?

Las estadísticas dicen que solo 3 de cada 10 personas adultas sabrían responder correctamente y que solo 2 de cada 10 adultos se consideran personas creativas… así que, hablemos de la creatividad.

 

La creatividad como capacidad psicológica

Antes de nada, debemos hacer una aclaración: la creatividad no se enmarca exclusivamente en el ámbito de las artes, sino que en nuestra vida cotidiana. Todo el mundo puede ser creativo si se educa.

Todos los estudios señalan de forma consistente que la creatividad es una capacidad cognitiva presente en todos los hombres y mujeres que no solo involucra funciones intelectuales como análisis, síntesis, razonamiento y reflexión; sino que también interviene de manera importante el campo de la afectividad, la intuición y la apertura a la experiencia (es por este motivo que las empresas están cada vez más interesadas en buscar futuros empleados con un perfil creativo).

Es una forma de pensar cuyo resultado son productos, sean de la naturaleza que sean (artefactos, instrumentos, pintura, ideas), y que tienen a la vez novedad (originalidad, divergente, no previsto, inesperado, antes no existente, desconocido, inédito) y valor (utilidad en su contexto o sociedad, no basta un cambio o una diferencia sino se añade algo superior a lo anterior). Implica la redefinición del planteamiento del problema, para asociar ideas o conceptos,  y así dar lugar a algo nuevo y original, nuevas soluciones.

Algunos rasgos de la personalidad comúnmente presentes en las personas creativas són:

  • Tienen amplitud de consciencia, se sienten capaces de retener lo que han observado y recordar experiencias vividas.
  • De pequeños imitan y tienen interés para aprender y descubrir cosas.
  • Les interesa una gran variedad de proyectos, actividades, ideas y experiencias.
  • Están motivados, entusiasmados, concentrados en la tasca que realizan.
  • Proponen procedimientos fuera de lo considerado común, inusuales.
  • Tienen la habilidad de ver las cosas con nuevos puntos de vista y con una perspectiva más amplia.
  • No son rígidos y aceptan otros puntos de vista.
  • Son sensibles a los problemas, quieren resolverlos y son flexibles a la hora de buscar soluciones (diferentes procedimientos y enfoques)
  • Muchas veces utilizan el humor.
  • Se dan cuenta de las asociaciones y las relaciones de causa-efecto.
  • Tendencia a captar las percepciones irreales y tratar de manera fantástica e imaginativa las tascas.
  • Dar respuestas y comportamientos poco convencionales.
  • Buena imaginación, pensar metafóricamente, flexibilidad, capacidad de tomar decisiones, suportar la novedad, independencia de juicio, pensamiento lógico, encontrar el orden en el caos.
  • Cuestionar las normas, utilizar el conocimiento viejo como base del nuevo, comunicación no verbal i estar alerta y abierto a la novedad.
  • Destreza estética que les permite reconocer los problemas.
  • Curiosidad y perseverancia.
  • Hacerse preguntas y estar abierto a nuevas experiencias.
  • Motivación extrínseca, querer conseguir grandes retos.
  • Tendencia a jugar con las ideas.
  • Valorar la originalidad y la creatividad.
  • Tolerancia a la ambigüedad.
  • Tener autocrítica pero confianza en uno mismo. (Ser crítico en general)

Ser creativo implica ser observador cuidadoso, cuestionador permanente, generador de respuestas, capaz de analizar y verse a sí mismo y el entorno de manera diferente y siempre renovada. Se arriscan, se comprometen, deciden buscar ideas, formas i propuestas nuevas, en cierta manera desafían lo establecido. Ante tantas ventajas, es normal que las empresas se interesen en personas con alta creatividad ¿verdad?

Así terminamos con este post introductorio acerca de la creatividad.  En otros post hablaremos con más profundidad sobre las fases del proceso creativo y los indicadores de la creatividad, además de exponer algunos de sus principales autores.

Referencias

Torre S. y Violant, V. (2003). Creatividad aplicada. Barcelona: PPU/Autores

Marin, R. (1984). La creatividad. Barcelona: Ediciones CEAC.

Chacón Araya, Y. (2005). Una revisión crítica del concepto de creatividad. Universidad de Costa Rica: Revista de actualidades investigativas en educación.