¿Qué es la Inteligencia? El Coeficiente Intelectual

¿Qué es la inteligencia? ¿De que modo la podemos entender? En esta ocasión hablaremos de esta capacidad mental y del coeficiente intelectual. ¡Entra y descubre-lo!

¿Qué es la inteligencia? ¿Qué es lo que nos hace inteligentes? ¿Cómo podemos identificar y cuantificar nuestra propia inteligencia y la de los demás?

La inteligencia es un concepto complejo: en general, podemos considerar la inteligencia como la capacidad o conjunto de capacidades principalmente cognitivas que nos permiten adaptarnos al entorno, resolver los problemas que éste nos plantea e incluso anticiparnos a ellos con éxito.

Se entiende como una capacidad mental muy general que implica habilidad para razonar, planificar, resolver problemas, pensar de forma abstracta, comprender ideas complejas, aprender con rapidez y aprender de la experiencia. Y en esta ocasión, nos vamos a centrar en definir y detallar este modo de entender la inteligencia, ya que lo usaremos como base para otros post del blog.

Como capacidad mental, la inteligencia no supone el mero aprendizaje de un texto, una habilidad académica específica, o resolver test de forma habilidosa, sino que más bien refleja una capacidad amplia y profunda para la comprensión del entorno, para ser capaz de capturar el significado de las cosas y darles un sentido hacer; se trata de la capacidad de adaptación del individuo en su entorno, así como su grado de éxito con el uso adecuado de los recursos que tiene a su disposición. En este sentido, la inteligencia ser medida, y los test de inteligencia la miden correctamente. Si bien existen distintos tipos de test de inteligencia, todos ellos miden la misma inteligencia.

La complejidad del tema, sin embargo, reside en que los diferentes autores que han tratado y estudiado la inteligencia han encontrado diferentes definiciones de este concepto, contradiciéndose algunas mientras que otras resultan complementarias.


Muchas personas piensan que la inteligencia tiene un origen multifactorial

Dos grandes grupos de teorías

La gran dicotomía dentro del estudio de la inteligencia reside en el enfoque que se le puede dar a la inteligencia. La gran pregunta clave es: ¿la inteligencia es una o, por el contrario, hay varios tipos de inteligencia?

Existen teorías que estipulan que la inteligencia no es una única capacidad, sino que se trata de un conjunto de habilidades y aptitudes independientes entre sí. Esto explica por qué existen genios en algunos aspectos como la música y el arte que tienen una capacidad lógica limitada, o eminencias a nivel intelectual que son incapaces de proyectar tales conocimientos o entender las reacciones ajenas. Es este tipo de teorías, multifactoriales, son las más consideradas a día de hoy. Y en un futuro próximo, traeremos más contenido de este tipo en el blog.

Aún con el auge de las teorías multifactoriales, la vertiente de la inteligencia única continúa teniendo una gran importancia. Y de este modo de comprender y estudiar la inteligencia surge el concepto de Coeficiente Intelectual

Coeficiente Intelectual

El cociente intelectual o coeficiente intelectual (CI en forma abreviada;) es una puntuación resultado de alguno de los test estandarizados diseñados para valorar la inteligencia, como las escalas de Wechsler. Al contrario de lo que se suele pensar comúnmente, el CI no es la inteligencia de una persona, sino un estimador de inteligencia general.

Tal y como hemos visto en el apartado anterior, las teorías más aceptadas consideran que el cerebro humano es lo suficientemente complejo como para no poder medir la inteligencia con un único factor, pero también es innegable que tiene gran valor predictivo en términos de rendimiento académico o laboral. Es por esto que su uso está altamente extendido, tanto en la psicología clínica como en otros ámbitos del estudio del conocimiento y los aprendizajes.

Es importante resalar que el CI no es un indicador absoluto de la inteligencia: lo que mide es el desarrollo mental de un individuo según su edad mental y su edad cronológica. Dicho de otro modo, se comparan las puntuaciones de un mismo grupo de personas con las mismas edades y, según sus notas, se determina el grado de habilidad respecto a sus iguales.

Es por esto que la mayoría de las personas tienen una edad mental que se corresponde con su edad cronológica, por eso el CI de la mayoría está alrededor de 100.

Este es el repartimiento de las distintas puntuaciones del CI en la población, en forma de campana de Gauss

Según el Coeficiente Intelectual, una puntuación de 100 se considera dentro de la normalidad, una puntuación inferior a 70 se habla de discapacidad intelectual, y por encima de 130 se habla de superdotación intelectual. En algunos casos a partir de CI superior o igual a 120 se habla de alta capacidad, y por debajo de 80 se habla de baja capacidad.

En el recuadro superior se pueden observar las diferentes dimensiones 
que nos dan las puntuaciones del CI

Estos valores presentados en las imágenes no tienen por qué ser estáticos y pueden fluctuar a lo largo de la vida de una persona. Cuándo mayor ha sido su formación y estimulación de una persona, más probabilidades hay de que si CI aumente con el tiempo. Por el contrario, hábitos poco saludables, el consumo de drogas o ante un accidente que afecte directamente al cerebro, más probabilidades hay de que el CI disminuya.

¡Ahora llega tu turno! ¿Qué opinas de la inteligencia? ¿Te has preguntado nunca cual podría ser tu CI? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Muchas gracias y hasta la próxima

Jaume Jubany

Materiales consultados:

  • Hernangómez, L. y Fernández, C. (2012). Psicología de la personalidad y diferencial. Manual CEDE de Preparación PIR, 07. CEDE: Madrid.
  • Martin, M. (2007). Análisis histórico y conceptual de las relaciones entre la inteligencia y la razón. España: Universidad de Málaga.
  • El rendimiento académico, cociente intelectual y los niveles de inteligencia emocional, RODAS CABANILLAS, José Luis1; SANTA CRUZ CARPIO, Víctor Oswaldo UCV-HACER Rev. Inv. Cult. Volumen 4, N° 2, Julio – Diciembre 2015 Chiclayo, Lambayeque – Perú
  • El Mundo del Superdotado, Madrid (2018). Link de consulta: https://www.elmundodelsuperdotado.com/que-es-la-inteligencia/
  • Psicologia y mente, teorías de la inteligencia humana (2018). Link de consulta: https://psicologiaymente.com/inteligencia/teorias-inteligencia-humana
Anuncios

El inconsciente

El inconsciente es un de los elementos más conocidos de la psicología. Es por esto que no podía faltar en nuestro blog. ¿Quieres saber más? ¡Entra y descubre-lo!

Aprovecho que he hablado del cerebro, su funcionamiento y sus partes en el post anterior para hablar sobre un concepto sobre el que la gente suele hablar mucho sin conocer su verdadero funcionamiento: el inconsciente.

El inconsciente es un concepto creado e ideado por S. Freud  pero la forma en que argumentó su existencia y cómo funciona, aunque fueran una revolución en su momento, no estaba ausente de unos cuantos errores importantes.

Antes de empezar debemos aclarar que hay dos modos distintos de entender qué es el inconsciente des de la psicología: el inconsciente (o subconsciente) psicoanalista, que sigue las ideas propuestas por Freud, y el inconsciente del enfoque cognitivo-conductual. En este post trataremos el segundo enfoque que es el demostrado de forma empírica y, por lo tanto, el más científico.

Gracias los avances tecnológico, el uso de las técnicas de neuroimagen y las pruebas de evaluación de la neuropsicología hemos aprendido más acerca de los processos que realiza la mente, dando  a  de entender nueva forma de cómo el cerebro funciona de forma automática sin que nosotros lo controlemos de forma consciente.

A menudo la gente se piensa que el inconsciente es una parte del cerebro como cualquiera de las otras estructuras del encéfalo, que es el encargado de hacer procesos psicológicos sin requerimiento de nuestro control voluntario… como si fuera una mezcla entre de emociones primarias e instintos básicos que salen a floten cuando perdemos el control. Nada más lejos de la realidad.

El inconsciente es un constructo verbal, una palabra que en psicología usamos para englobar todas aquellas estructuras cerebrales que funcionan sin que nosotros tengamos un acceso deliberado de nuestra consciencia y control. Por definición, el inconsciente se entendería como todas aquellas estructuras cerebrales corticales y subcorticales a excepción del lóbulo frontal, algunas áreas del lenguaje y de la memoria. Dicho en breve: entre el 70% y el 85 % de nuestro cerebro funciona de forma automática y sin nuestro control subjetivo, de modo que la enorme mayoría de nuestro cerebro funciona de forma inconsciente.

Gran parte de nuestro cerebro funciona sin que nosotros tengamos consciencia de ello 

La creación de emociones, las percepciones sensoriales que recibimos a diario tales como las imágenes, los sonidos o el tacto, el almacenamiento de memoria y recuerdos, la creación/renovación de la neuronas, la integración de información de nuestro entorno, … son solo unos pocos ejemplos de procesos cognitivos y psicológicos que hacemos de forma inconsciente. Se hacen de modos simultáneos pero des de distintas áreas del cerebro, de modo que el inconsciente no es un punto del cerebro… es una gran red neuronal que conecta estructuras corticales que trabajan coordinadamente entre ellas de modo automático. Sin consciencia. Sin intención voluntaria de nosotros mismos.

Esto es bueno, porque nos permite adaptar-nos mejor al entorno en que vivimos. ¿Cómo podríamos dormir si la respiración no fuera controlada de modo inconsciente? ¿Os imagináis ordenar a vuestro corazón que siga latiendo? Es una suerte que la enorme mayoría de nuestros principales procesos mentales sean inconscientes porque nos facilita significativamente nuestras vidas.