La autoconfianza

Un elemento crucial en cualquier ámbito (y, aún más, en el deporte) es la confianza. En base a la entrevista de Rafa Carrillo, en esta ocasión nos vamos a centrar en la autoconfianza. ¡Entra y descubre-lo!

<<< Este artículo esta relacionado con la Entrevista Rafa Carrillo

La temporada del Atlético Sanluqueño no empezó tan bien como se esperaba en un principio, aún así, lograron cambiar la dinámica para llegar al tramo final de liga con un nivel de autoconfianza tan alto como para alcanzar sus objetivos. El equipo dirigido por Rafa Carrillo no solo ha logrado ganar los Play Off de la fase de ascenso a segunda B, también ha logrado mantener la portería invicta en partidos oficiales jugados en casa, y eso que terminó jugando contra dos campeones de liga en sus respectivos grupos (Mallorca B y Yeclano). Pero por el momento, vamos a intentar explicar en este artículo qué es la autoconfianza y como la podemos potenciar al igual que han hecho ellos.

Para empezar, debemos diferenciar entre la autoconfianza individual (la que tiene un deportista sobre sí mismo y su rendimiento) con la eficacia colectiva (creencia o percepción compartida por los miembros de un equipo en relación a las capacidades de sus compañeros). Al venir de la entrevista con Rafa Carrillo sobre el Atlético Sanluqueño, empezaremos por la eficacia colectiva, que a su vez también es más compleja.

Para una buena eficacia colectiva, hace falta un buen nivel de cohesión en el equipo y asegurarnos que los jugadores confíen en sus propios compañeros. Habitualmente, la confianza que tenemos de los demás depende del error, si el compañero de al lado falla, pierdes confianza y si habitualmente fallas tu, el equipo deja de confiar en ti. En un equipo de alto rendimiento, la confianza depende del compromiso de sus miembros, puedes fallar ya que al final es imposible no hacerlo nunca, pero mientras te dejes la piel por el equipo y demuestres que éste está por encima de todo, el equipo confía en ti. Eso se debe a que el peso de la confianza radica en el éxito del equipo y no el éxito individual, y este punto es clave a tener en cuenta para todo entrenador. De hecho, estudios recientes demuestran que dar preferencia e intentar crear un clima orientado hacia la destreza, ayuda mucho más a aumentar la sensación de eficacia colectiva en un equipo, a diferencia de trabajar de manera orientada al resultado, por lo que la preocupación del míster debe centrarse más en la eficacia colectiva que en la individual, pero obviamente sin llegar a olvidar-la.

El Sanluqueño celebrando el pase en la primera ronda de los PlayOff de ascenso

 

Cuando pasamos a hablar sobre un deportista individual es mucho más fácil entender cómo funciona la autoconfianza. Para definir-la, es la creencia de poder llevar a cabo una conducta deseada exitosamente. Además, ésta es multidimensional, ya que actúa sobre habilidades físicas, psicológicas y de percepción, por lo que un buen nivel de autoconfianza acaba influyendo positivamente en varios aspectos, como la concentración, una buena gestión o la organización de los propios recursos a parte de las propias habilidades. Otro aspecto importante es que ayuda a evitar profecías de autocumplimiento negativas, que son barreras psicológicas que nos imponemos nosotros mismos al pensar que una acción o competición va a salir mal y es habitual ver que la expectativa acaba influyendo al resultado final. Sin duda la confianza es un aspecto que debemos cuidar e intentar mantener en un buen nivel.

¿Pero se puede trabajar la confianza? Sin duda alguna. La confianza se refuerza a través de trabajo, práctica y, sobretodo, planificación. Principalmente es vital que enfoquemos nuestra atención en nuestro rendimiento e intentemos no hacerlo tanto hacia el resultado. No hay duda que perder competiciones resta confianza y ganarlas ayuda a aumentarla, pero si dejamos que la confianza solo dependa de esto, puede provocar una inestabilidad continua o entrar en una mala racha de la cual sería muy difícil salir. El hecho de enfocarnos en nuestro rendimiento hace que nuestro nivel de confianza dependa de nuestro esfuerzo y de competir bien, factor que depende al 100% de uno mismo y que a la larga ya lleva a obtener mejores resultados. Se podría decir que el objetivo es competir contra uno mismo con tal de ser mejor de lo que éramos ayer, si lo logramos es qué vamos por buen camino.

También es cierto que, aunque intentamos no depender solo de los resultados, si las cosas salen bien ayudan a mejorar la confianza. Esto se puede ayudar a entrenadores o deportistas para usarlo en nuestro día a día en los períodos de preparación. Una vez conocí a un entrenador que le gustaba acabar el entrenamiento cuando el portero había realizado una buena parada, aunque tuviera que esperar unos minutos más. Así se aseguraba que el portero se iba a casa con buenas sensaciones y la autoconfianza sin dañar, sobre todo si eran ejercicios de finalización ya que se pueden acumular muchos goles y esto podría crear una mala percepción. Si queremos que el equipo o un jugador en concreto aumente su confianza, se trata de preparar los ejercicios de tal manera que se puedan realizar exitosamente sin que estos estén a un nivel tan bajo como para que sean aburridos. Se trata de buscar el equilibrio entre la dificultad, que obligue al esfuerzo y la mejora, pero que sea accesible, intentar estar entre el 65% y el 80% de acierto de ejecución.

Es muy importante tener en cuenta estos factores y medir bien los ejercicios y los niveles de acierto/error, ya que podríamos provocar una falta de confianza en el deportista. La falta de confianza la podremos identificar cuando durante una competición, el deportista rinde a un nivel inferior al que podría debido al miedo de fallar, las dudas sobre si saldrá bien o no o de si realmente tienen la capacidad de hacerlo. Esto pasa cuando se focaliza más en los errores que en los aciertos, y las dudas acaban creando un estado de ansiedad y un deterioro del rendimiento que acaba afectando al resultado final.

La confianza se puede ver perjudicada si centramos nuestra atención en nuestros errores, ya que se puede acabar entrando en un círculo vicioso:

 

Pero no solo la falta de confianza puede resultar un problema cuando toca competir ya que un exceso de confianza puede ser igual de perjudicial. Aquí encontramos a los deportistas que tienen una confianza mayor de lo que sus capacidades le podrían garantizar. Estos deportistas acaban considerando que no necesitan tanta preparación para competir y no es necesario implicarse al 100%, ya que el objetivo supuestamente será fácil. De aquí sale el “partido a partido” del Cholo Simeone o la preocupación de Guardiola aún cuando a su equipo le toca jugar contra un equipo de nivel claramente inferior, porqué subestimar a un rival es demostrar un exceso de confianza que hará que los jugadores rindan por debajo de su máxima capacidad. Se debe encontrar un punto medio que garantice un nivel óptimo de confianza tal y como podemos ver en el gráfico de la U invertida.

Nuestro nivel máximo de rendimiento dependerá de nuestra propia confianza, viéndose perjudicada tanto por falta como por exceso:

 

¿Y cómo podemos evitarlo? Como hemos comentado antes, competir contra ti mismo para intentar ampliar tú rendimiento es la mejor manera. Centrar los avances y los resultados en las actuaciones propias, intentando evitar al máximo las influencias externas. Intentar ser consciente de lo que uno es capaz de hacer, por lo que se necesita una buena autoobservación y al final, creerse capaz  de lograr el objetivo o medirse por las capacidades propias y no por los desméritos del rival.

Espero que os haya interesado este breve repaso sobre la autoconfianza y si tenéis cualquier duda o aportación, no dudéis en comentarlo con nosotros. Saludos a todos y hasta el próximo post.

Saulius Vasaris

@SauVasaris

Entrevista Rafa Carrillo

Este verano hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Rafa Carrillo, exfutbolista y actual entrenador del Atlético Sanluqueño que, después de lograr el ascenso, esta temporada jugaran en 2ª división B. ¡Entra y descubre-lo!

>>> Entrevista relacionada con el artículo sobre la autoconfianza

Este verano hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Rafa Carrillo, exfutbolista y actual entrenador del Atlético Sanluqueño que, después de lograr el ascenso, esta temporada jugaran en 2ª división B. La temporada pasada fue una temporada complicada, quedando cuartos en liga, pero que no podía terminar de mejor manera ya que lograron ganar las 3 rondas de los Play Off y subir de categoría.

La temporada anterior decidiste contar con José Luis Linera, psicólogo deportivo. ¿Es la primera vez que cuentas con uno? ¿En qué grado ha ayudado al éxito de la temporada?

Cuando entrené en Lucena, el preparador físico también estaba titulado en psicología deportiva y lo habíamos trabajado, pero como figura específica de psicólogo deportivo, esta es la primera vez. Considero que es una faceta importante tanto del jugador como del rendimiento del equipo y esta era una de mis condiciones del equipo técnico, que estuviera también la figura del psicólogo deportivo.

La temporada anterior (2016/17) no pude pedir esta figura ya que entré en el equipo empezada la temporada y una de las condiciones era que iba a mantener el equipo de trabajo, por lo que no pude aumentarlo. Pero aprovechando que yo me estaba formando en un Máster de psicología y Coaching deportivo, pude realizar yo algunas de las tareas, quizá no como psicólogo pero si como coach.

Rafa Carrillo en la presentación al fichar por el Atlético Sanluqueño a finales del 2016

Y después de haberte formado tu en psicología y coaching del deporte, ¿has cambiado algún aspecto en tu manera de entrenar?

Yo creo que si, ahora intento reflexionar algo más en las conductas que aparecen y me preocupa, a nivel emocional, el cómo pueden afectar en el rendimiento las situaciones de los jugadores. Ahora, quieras que no, también tengo la aportación del psicólogo que nos permite dialogar sobre los aspectos que son mejorables.

Dices que fue la temporada pasada cuando te das cuenta del aspecto emocional de los jugadores ¿el tuyo también?

Si claro, pero quieras o no la auto reflexión sobre tus conductas es algo más complicado. Es cierto que mi experiencia como entrenador siempre me ha hecho ser autocrítico en todos los aspectos, no solo a nivel táctico si no también a nivel de conductas respecto a mis actuaciones en los partidos, como actúo en los entrenamientos y la forma de dirección que puedo tener respecto a los compañeros del equipo técnico o incluso con la directiva.

En comparación a la temporada anterior, ¿se ha notado haber introducido la psicología deportiva?

Este año hemos tenido un grupo muy complicado, entonces yo creo que al final el rendimiento deportivo lo hemos logrado gracias a poder manejar situaciones de estrés bastante importantes en el vestuario y situaciones de control de pensamientos de ciertos egos que han aparecido. Creo que la experiencia de este año, por las características que han tenido los jugadores de plantilla nos ha hecho crecer mucho en cuanto a cómo desarrollar el trabajo de psicología deportiva dentro del equipo.

Rafa Carrillo dando instrucciones durante un partido

Con 38 años Dani Guiza ha jugado su primera temporada en el Sanluqueño, ¿Qué peso tiene en el equipo el tener un jugador que ha ganado tanto y ha llegado tan arriba como él?

Ha sido una situación complicada porqué el lo ha ganado todo, es uno de los jugadores con más premios a nivel nacional, de hecho todavía es el último pichichi nacional en primera división. Es un jugador humilde y sencillo pero si es cierto que le ha costado comprender que el nivel de los jugadores de esta categoría no es al que está acostumbrado, le ha llevado su tiempo. Igualmente, ha debido comprender que su edad no le permite estar competitivo a un alto nivel físico gran parte de la temporada y entendiendo esto, ha sido un gran compañero, un jugador determinante, comprometido con el objetivo del club y ha sentido y defendido realmente el escudo del equipo. De hecho está viviendo en el pueblo, su pareja es de allí y él se siente un sanluqueño mas.

Debe ser difícil después de jugar tantos años en la primera división de varios países, sobre todo en España, el jugar ahora en dos categorías inferiores.

Cuando un jugador ve el futbol desde un prisma superior, con unos conceptos técnico tácticos superiores al resto de compañeros no es fácil adaptarse a que no te pasen el balón en determinadas jugadas, que el compañero no vea que el pase va allí… y te hace perder sobretodo la confianza en el resto de compañeros e incluso en uno mismo para competir al máximo, pero esto son etapas que debe pasar cada jugador para adaptarse en el contexto en que se está compitiendo y el supo hacerlo bien.

Para que un equipo pueda rendir a este nivel durante tanto tiempo, debe estar muy bien trabajado y dominar tanto aspectos físicos, tácticos, psicológicos, etc.  ¿en cuál crees que el equipo se ha merecido la matrícula de honor?

Es complicado, pero si entendemos el máximo rendimiento con el ascenso, creo que a nivel físico y táctico el equipo ha llegado muy fuerte a final de temporada. Hemos sabido manejar situaciones de partido que requerían más control defensivo, otros de poder ofensivo… En ese aspecto el equipo ha ido madurando de menos a más y ha llegado muy fuerte.

También está el factor psicológico. Se suponía que el equipo seria aspirante a campeón y en cambio, excepto la última jornada, no hemos estado con el grupo de arriba. Pues  se ha podido controlar esa posible ansiedad y falta de autoestima o de confianza. Se ha logrado que el equipo quiera creer igualmente cada vez más en sus oportunidades, su trabajo y el rendimiento. Desde Noviembre que no hemos recibido goles en nuestro estadio lo cual ha sido un factor clave para ir sumando y creciendo en confianza.  En este sentido se ha ido madurando, siendo más compañeros y más equipo, creyendo que la fortaleza del grupo es la que nos iba a hacer fuertes.

No encajar en casa desde Noviembre demuestra la matrícula en aspecto táctico, ya que los errores defensivos serian muy pocos. Más aún después de hacerlo en el play off contra Mallorca B y ganando en la ida de la final contra el Yeclano 3-0 en casa y 2-3 como visitante.

Si, esto ha sido fundamental, hemos hecho una liguilla de ascenso impresionante ganando 5 partidos de 6 y el que hemos perdido, ha sido en la prórroga contra el Mallorca B, el que creemos que es de los mejores equipos de la categoría. Tuvimos la suerte que la primera parte no encajamos más de un gol, porqué nos apretaron bastante. Al final 5 victorias y 1 derrota pasando por goles fuera de casa, 10 goles a favor, 4 en contra y dos de ellos en Mallorca. Entonces creo que son números muy importantes para hacerlo realidad.

Para ascender hemos eliminado a un segundo y a dos primeros. Yo creo que la eliminatoria del Mallorca nos aúpa y nos fortalece tanto que la última eliminatoria parece que fuera fácil, pero en absoluto, simplemente la confianza del equipo después de pasar contra el Mallorca fue mucha.

Imagen para oficializar el fichaje de Dani Güiza por el Atlético Sanluqueño la pasada temporada

También es importante saber gestionar esta confianza. Puedes venir de ganar una eliminatoria complicadísima y pensar que ya lo tienes todo hecho, pero luego viene el Yeclano con ganas de ascenso y te atropella, en cambio vuestro pensamiento no fue veros grandes, más bien veros capaces, dándolo todo, de poder con quien se ponga delante.

Si, sobre todo por eso, por la fortaleza y confianza que teníamos de jugar en nuestro estadio y la victoria frente al Mallorca. Aquí salimos con todo para intentar dar un zarpazo importante y la verdad esque el Yeclano creo que no tiro entre los 3 palos, algún centro sin remate y poco más. La primera parte acabó 0-0 pero también estábamos todos fuertes, pero la segunda cayeron los 3 goles.

Desde noviembre que el equipo no encaja gol en casa y durante los Play off los resultados fueron 1-0, 1-0, 3-0. Por lo que se alargó hasta el final de la temporada.

Si, efectivamente, desde l 14 de noviembre, donde perdimos 1-2 contra el líder y los dos goles fueron a propia puerta. De hecho jugamos manteniendo bastante el balón y a la vez trabajamos bastante en defensa para evitar que los rivales nos lleguen.

Este es uno de los pilares fundamentales del equipo, tanto defensivamente como ofensivamente, la fortaleza detrás hace que nos de confianza de tener posibilidades de sacar el partido adelante.

Después de haber estado entrenando 20 años, ¿Cómo ves la evolución del fútbol en estas categorías semi profesionales (3ª y 2ªB)?

Bueno, este año para nosotros ha sido un año muy complicado porqué los equipos han sido muy competitivos, yo por supuesto he tenido que adaptarme también a la categoría, me ha llevado mi tiempo de adaptación ya que hacía varios años que no entrenaba en ella. Es evidente que cada categoría tiene su forma de competir y hay que saber adaptarse al tipo de competición.

La última vez que entrené en 3ª  fue con el Villanueva de Córdoba durante la temporada 2004-05, otro ascenso y el año siguiente, la temporada 2005-2006 nos supimos mantener bien.

Subir de 3ª a 2ª B es de los ascensos más complicados

Sí, pero nos ha beneficiado mucho también el jugar los primeros partidos siempre como local, al estar tan fuertes en casa siempre llevábamos un resultado positivo a la vuelta, eso hacía que pudiéramos encarar la vuelta sin ir a mantener resultado, pero si sabiendo que un posible empate nos clasificaba. Y al mantener la portería a 0 el valor doble del gol fuera de casa nos beneficiaba, como con la derrota en la prórroga de Mallorca.

Y confirmada tu continuidad, como pinta la próxima temporada?

Bueno, pues la verdad es que ahora me siento en mi hábitat, creo que el ascenso me permite volver a mi estatus inicial, al que he tenido que bajar al barro para tener que respirar. Creo que vamos a ser un equipo competitivo, con jugadores expertos en segunda B y a la vez con jugadores jóvenes que nos permita mantener el partido en lo físico mientras que a nivel de control de partido los jugadores expertos nos ayudaran a mantenerlo donde queremos.

Creo que estoy contento, satisfecho y orgulloso de volver a ser lo que me gusta, planificar la plantilla, e ilusionado por intentar hacerlo en un club modesto y consolidado en segunda B y que la afición se sienta orgullosa de su equipo la temporada que viene.

Pues ya os iremos siguiendo por twitter y desde aquí os deseamos toda la suerte para la siguiente temporada.

rafa-carrillo

 Esta semana ya ha empezado la liga y el Atlético Sanluqueño ha perdido en casa 1-2 contra el Real Murcia, un partido muy igualado que se decantó por los visitantes en los últimos minutos. Iremos siguiendo como avanza la liga y esperando ver como se cumple el objetivo de permanecer en la categoría.

Saulius Vasaris

@SauVasaris