Equilibrio de flujo

Esta entrada trata de un concepto muy básico de la termodinámica, aunque es interesante conocerlo ya que nos dará una visión más amplia respecto a probabilidades en física. ¡Entra y descubre-lo!

Esta entrada trata de un concepto muy básico de la termodinámica, aunque es interesante conocerlo ya que nos dará una visión más amplia respecto a probabilidades en física.

Consideremos un sistema con partículas diversas, que no interactúan entre ellas más que chocando. Este sistema está dentro de una caja, por lo que las partículas chocan entre ellas y con las paredes. En otras palabras, tenemos un gas ideal en una caja. Dividiremos, de forma imaginaria, la caja en dos mitades iguales.

En teoría, por aleatoriedad, deberían estar las partículas esparcidas por la caja de forma más o menos homogénea. A veces puede ser que no haya una distribución uniforme, y que en una de las mitades de la caja se encuentren más partículas que en la otra mitad.

Supongamos que el número de partículas es increíblemente reducido, por ejemplo, 4 partículas. Hay diversas posibilidades: que haya dos partículas en cada mitad, tres en la primera y una en la segunda, una en la primera y tres en la segunda, y que haya cuatro en la primera o cuatro en la segunda (deberíamos tener en cuenta el que no es lo mismo que haya la partícula que llamaremos 1, y la 2, en una mitad, y la 3 y la 4 en la otra. Sería distinto que estuviera la 1 y la 4 en una, y la 2 y la 3 en otra, por ejemplo. Esto aumenta las distintas combinaciones). Nos centramos en el caso de que estén todas concentradas en una de las mitades. Vemos que es una posibilidad relativamente amplia de que así ocurra en algún momento, suponiendo el sistema como dinámico (cambiante).

¿Qué pasa si aumentamos el número de partículas? Podemos ver que, al aumentar las distintas configuraciones posibles, se mantienen únicamente dos opciones por las cuales todas las partículas están en una mitad o en otra. De aquí podemos deducir que hay una relación entre el número de partículas del sistema N, y la probabilidad de que estén acumuladas en una mitad. Además dicha probabilidad es exponencial inversa, por lo que crece de forma acelerada cuanto más partículas hay.

Por poner un ejemplo claro, teniendo en cuenta que con 4 partículas había bastantes posibilidades de que sucediera lo antes descrito, si contemplamos 80 partículas, las probabilidades son casi nulas. Si pudiéramos filmar el sistema, y ver en qué posición están las 80 partículas en cada segundo, necesitaríamos un tiempo mayor al tiempo que tiene el universo, para tener la oportunidad (estadísticamente) de contemplar como se han agrupado todas en una mitad. Por lo que podemos afirmar que, es extremadamente difícil que se dé dicha situación jamás.

Concretamente la fórmula de la probabilidad es: P=1/2^N, que se lee: pe igual a uno partido por dos elevado a N (siendo N el número de partículas totales). El dos corresponde a las dos mitades.

Esto tiene implicaciones interesantes a escala de todo el universo. Hay sucesos que podrían ocurrir, pero como hemos visto, pueden tener unas probabilidades muy reducidas. Podemos extraer que la aleatoriedad o el caos, son predominantes en estos sistemas termodinámicos, y que hay situaciones “especiales” que requieren seguramente de alguna acción para que ocurran, ya que las posibilidades de que ocurran de forma espontánea son casi nulas.

¿Existe la posibilidad que, de forma aleatoria, se haya creado un edificio perfecto con sus ventanas y todo en la Luna? Posible es, pero probable para nada. Estas apreciaciones son muy útiles en ciencia, para discernir qué es posible y qué no, siendo pragmáticos ya que siendo extremadamente correctos cualquier cosa puede ocurrir.

Saludos y hasta la próxima

Kapteyn

Anuncios

La importancia del lenguaje

¿Qué sería de nuestro mundo sin la capacidad de comunicarnos los unos con los otros? Y nos referimos a la capacidad de hablar y de comprender las personas de nuestro alrededor. ¿Te gustaría conocer más sobre el tema? ¡Entra y descubre-lo!

¿Qué sería de nuestro mundo sin la capacidad de comunicarnos los unos con los otros? No me refiero a las nuevas tecnologías, como Youtube, Facebook o Whattsapp sino a la capacidad de hablar con nuestros seres queridos o las personas de nuestro alrededor.

El lenguaje es considerado la facultad de poder comunicarnos con nuestros iguales mediante el uso de un determinado sistema o código de signos interpretable tanto para el emisor como el receptor.

Es considerado una de las habilidades más importantes de las que dispone el ser humano, ya que nos permite organizarnos con los miembros de nuestra comunidad / estructura y comprende las diferentes categorías temporales (pasado, presente, futuro). También sirve para que podamos referirnos a espacios y situaciones sin la necesidad de realmente estar en ellos, permite expresar los pensamientos, sentimientos e ideas propias, etc. El lenguaje no es un elemento característico únicamente de los humanos ya que hay especies animales que también lo tienen. En la especie humana, ha llegado a niveles de complejidad más elevados.

El lenguaje permite, entre otras cosas, que el hombre tenga la percepción de sí mismo, nos permite hablar de forma literal o simbólica de las relaciones de causa-efecto, las relaciones de importancia y relevancia, etc. Para hacer posible el lenguaje las personas utilizamos de forma automatizada grandes áreas del cerebro, principalmente el área de Broca (encargada de la comprensión) y el área de Wernicke (encargada de la producción). Finalmente, las áreas relacionadas con la memoria son las encargadas de almacenar los diferentes signos propios de cada lengua.

Las áreas del lenguaje están conectadas entre sí desde distintos puntos del cerebro

Cuando intentamos hablar de las funciones del lenguaje nos encontramos con dos modelos diferentes: el de Roman Jakobson y el de Friedemann Schulz von Thun.

Roman Jakobson

-Función referencial: En aludir al contexto donde tiene lugar la comunicación.
-Función expresiva: Comunicar una idea que tiene el emisor
-Función conativa: Conseguir un efecto determinado por parte del receptor
-Función fática: Llamar la atención del receptor, restablecer la comunicación.
-Función metalingüística: Hablar sobre el mismo lenguaje.
-Función poética: Embellecer el mensaje, como ocurre en la literatura.

Friedemann Schulz von Thun

Factual: es el contenido explícito del mensaje o la proposición que se deriva.
-Expresiva: el mensaje siempre indica algo del emisor
-Relacional: el mensaje revela como es percibido el receptor por parte del emisor
-Apelativa relativa: intención del mensaje, que se pretende del receptor

Deberíamos distinguir entre el lenguaje oral y el lenguaje no verbal: aunque ambos están sujetos a las funciones descritas por Roman y Friedemann siguen patrones distintos de comunicación y transmiten información des de canales sensoriales distintos. Este es un tema con el suficiente material como para redactar otro blog, de modo que solo comentare de pasada que, los dos tipos de lenguaje, se complementan, actúan en coordinación y de modo simultáneo para poder dar todos los matices lingüísticos que llegamos a tener mientras hablamos con otras personas (¿te suena esa sensación de mirar a tu mejor amigo/a y, con solo decir una sola palabra, os habéis entendido perfectamente? ¡Eso sucede gracias a que los dos tipos de lenguaje han hecho su función correctamente!).

En definitiva, sin el lenguaje nuestra especie seguramente no hubiera sido capaz de llegar a los niveles de sofisticación, organización social, normativa legal y coordinación que tenemos entre los distintos países actualmente.

Un saludo y hasta la próxima

Jaume Jubany