La Teoría de las Inteligencias Múltiple

Vamos a hablar de una de las teorías psicológicas modernas más famosas y reconocidas, que ha tenido un gran impacto en la forma en la que podemos comprender la Inteligencia. ¡Entra y descubre-lo!

En este post trataremos de hablar de una de las teorías psicológicas modernas más famosas y reconocidas, que ha tenido un gran impacto en la forma en la que podemos comprender la Inteligencia y de qué modo podemos seguir creciendo y desarrollando como personas. Vamos a centrarnos con la Teoría de las Inteligencias Múltiples.

En las ciencias sociales, y específicamente de la educación, la teoría de las «Inteligencias Múltiples» representa ese caso en el que una teoría ha recibido una aprobación generalizada.

Además, esta teoría ha llevado a que se reformule y renueven viejos asuntos no sólo en la educación sino con relación a las sociedades humanas, donde cada ser humano se reconozca valioso e inteligente con mucho que aportar y con la posibilidad de realizar sus sueños desarrollando sus potenciales cognitivos. Y el responsable de todo esto es Howard Gardner.

Howard Gardner es el responsable
de la Teoría de las Inteligencias Múltiples

¿Qué es la inteligencia?

>>> Para más interés en este tema, entra en ¿Qué es la Inteligencia?

Estamos acostumbrados a pensar en la inteligencia como una capacidad unitaria o que abarca varias capacidades. Sin embargo, en oposición a esos enfoques de perfil más bien reduccionista, H. Gardner propone un enfoque de inteligencias múltiples. Se trata de un planteamiento sugerente, y acaso también provocativo, que permite problematizar sobre el fenómeno de la inteligencia más allá del universo de lo cognitivo.

Una inteligencia, para Howard Gardner (1995), «implica la habilidad necesaria para resolver un problema o para elaborar productos que son importantes en un contexto cultural».

Gardner rompe con el esquema tradicional de inteligencia dándole al concepto un nuevo significado al referirse con él a una amplia variedad de capacidades humanas. Cada inteligencia expresa una capacidad que opera de acuerdo con sus propios procedimientos, sistemas y reglas, y tiene sus propias bases biológicas. Desde el punto de vista teórico, éste es el referente clave para resolver sobre el estatus de inteligencia de una capacidad. En síntesis, inteligencia es un vocablo útil para designar una experiencia o un fenómeno, en ningún caso es una entidad tangible y mensurable.

La prioridad es elevar a la categoría de inteligencia un conjunto variado de capacidades. Contribuir a producir una percepción en un marco de equivalencia para capacidades tan diversas no es trivial. Con ello se ha establecido un principio de igualdad que tiene como base el reconocimiento y aceptación de la diversidad.

Las inteligencias múltiples identificadas por Gardner

Los seres humanos pueden conocer el mundo de ocho modos diferentes, que Gardner llama las ocho inteligencias humanas: lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, corporal, naturalista, interpersonal e intrapersonal.

Las Ocho inteligencias propuestas por H. Gardner en su teoria

Cada sujeto tiene su propio perfil de inteligencia, o sea, será más competente en algunas disciplinas y menos en otras. Vamos a explicar-las una por una:

  • Inteligencia lingüística

Es la inteligencia relacionada con nuestra capacidad verbal, con el lenguaje y con las palabras en general. Esta inteligencia nos capacita para escribir poemas, historias, etc. Un alto nivel de esta inteligencia es el que se puede encontrar en escritores, poetas, periodistas y oradores, entre otros. Está en los niños a los que les encanta redactar historias, leer, jugar con rimas, trabalenguas y en los que aprenden con facilidad otros idiomas.

  • Inteligencia lógico-matemática

Tiene que ver con el desarrollo de pensamiento abstracto, con la precisión y la organización a través de pautas o secuencias. Comprende las capacidades que necesitamos para manejar operaciones matemáticas y razonar correctamente. Un alto nivel de esta inteligencia se ve en científicos, matemáticos, contadores, ingenieros y analistas de sistemas, entre otros. Los niños que la han desarrollado analizan con facilidad los problemas. Se acercan a los cálculos numéricos, estadísticas y presupuestos con entusiasmo. La utilizamos para resolver problemas de lógica y matemáticas.

  • Inteligencia visual-espacial

Es la capacidad para integrar elementos, percibirlos y ordenarlos en el espacio y poder establecer relaciones de tipo metafórico entre ellos. Esta inteligencia nos capacita para crear diseños, cuadros, diagramas y construir cosas. Está ligada a la imaginación. Se encuentra presente en pilotos, marinos, escultores, pintores, arquitectos y decoradores, entre otros. Está en los niños que estudian mejor con gráficos, esquemas, cuadros. Les gusta hacer mapas conceptuales y mentales. Entienden muy bien planos y croquis.

  • Inteligencia interpersonal

Implica la capacidad de establecer relaciones con otras personas. Incluye las habilidades para mostrar expresiones faciales, controlar la voz y expresar gestos en determinadas ocasiones. También abarca las capacidades para percibir la afectividad de las personas o empatía. Se encuentra presente en actores, políticos, buenos vendedores y docentes exitosos, entre otros. La tienen los niños que disfrutan trabajando en grupo, que son convincentes en sus negociaciones con sus compañeros y también con los mayores, que entienden a los demás.

  • Inteligencia intrapersonal

Se refiere al conocimiento de uno mismo y todos los procesos relacionados, como autoconfianza y automotivación. Es como nuestra conciencia. Nos sirve para entender lo que hacemos y valorar nuestras propias acciones. Se encuentra muy desarrollada en teólogos, filósofos y psicólogos, entre otros. La evidencian los niños que son reflexivos, de razonamiento acertado y suelen ser consejeros de sus compañeros.

  • Inteligencia naturalista

Es la capacidad de distinguir, clasificar y utilizar elementos del medio ambiente, objetos, animales o plantas. Tanto del ambiente urbano como suburbano o rural. Incluye las habilidades de observación, experimentación, reflexión y cuestionamiento de nuestro entorno. Poseen esta inteligencia la gente amante del campo, botánicos, cazadores, ecologistas y paisajistas, entre otros. Se da en los niños que aman los animales, las plantas; que reconocen y les gusta investigar características del mundo natural y su relación con el hombre.

  • Inteligencia cinético-corporal

Abarca todo lo relacionado con el movimiento tanto corporal como el de los objetos y los reflejos. Se usa para efectuar actividades como deportes, que requieren coordinación y ritmo controlado. Se puede observar en atletas, bailarines, cirujanos y artesanos, entre otros. Se la aprecia en los niños que se destacan en actividades deportivas, danza, expresión corporal y/o en trabajos de construcciones utilizando diversos materiales concretos. También en aquellos que son hábiles en la ejecución de instrumentos. Es la inteligencia de los deportistas, los artesanos, los cirujanos y los bailarines.

  • Inteligencia musical

Se relaciona directamente con las habilidades musicales, como el ritmo y la melodía. Nos sirve para crear sonidos nuevos para expresar emociones y sentimientos a través de la música. Está presente en músicos, cantantes, compositores, directores de orquesta, críticos musicales, bailarines, etc. Los niños que la evidencian se sienten atraídos por los sonidos de la naturaleza y por todo tipo de melodías. Disfrutan siguiendo el compás con el pie, golpeando o sacudiendo algún objeto rítmicamente.

Howard Gardner, después de determinar estas ocho inteligencias, aún se encuentra investigando dos probables nuevas inteligencias, es decir, dos categorías que podrían englobar otras capacidades del intelecto humano. Estas otras dos inteligencias que se siguen estudiando son:

    1. Inteligencia moral: Referida a las capacidades presentes en algunas personas para discernir entre el bien y el mal, preocupadas por el respeto a la vida y a la convivencia humana.
    2. Inteligencia existencial: Señala la sensibilidad por la existencia del ser humano, se muestra inquieto por reflexiones sobre la trascendencia humana, sobre alfa y omega.

¡Ahora llega tu turno! ¿Conocías la teoría de las inteligencias múltiples de H. Gardner? ¿Te sientes identificado con alguna de estas inteligencias? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Muchas gracias y hasta la próxima

Jaume Jubany

Materiales consultados:

    • Gardner, H. (1987). Arte, Mente y Cerebro. Buenos Aires: Paidós. (1988).
    • Inteligencias Múltiples. La Teoría en la Práctica. Barcelona: Paidós. (1995).
    • Mentes Extraordinarias: Cuatro retratos para descubrir nuestra propia excepcionalidad. Barcelona: Kairos.(2000).
Anuncios

Breve resumen del inicio del universo

En esta entrada, intentaremos resumir el que debe ser el mayor acontecimiento de todos, puesto que es el del comienzo de todas las cosas conocidas (y quizá todas las que quedan por conocer).
¡Entra y descubre-lo!

En la presente entrada, intentaré resumir el que debe ser el mayor acontecimiento de todos, puesto que es el del comienzo de todas las cosas conocidas (y quizá todas las que quedan por conocer). Comentaré, intentando que la explicación resulte amena, describir el Big Bang, que es la teoría que se considera más verosímil con los datos que poseemos hasta la actualidad.

Todo empezó con una singularidad. Tal palabra solo significa que las condiciones en ese punto y momento son, lógicamente, singulares. Podríamos decir que lo que conocemos hoy día del universo, no sería aplicable entonces, y de ahí que sea singular (y no “normal”). Toda la energía del universo estaba concentrada en un punto. Aquí surge la parte más complicada de entender, por lo que le dedicaré unas líneas extra.

Es complicado no imaginar un punto luminoso rodeado de una oscuridad infinita, pero esto no sería exacto. El universo entero era ese punto. Ni las estrellas ni los planetas solo, sino también el propio espacio (que ahora en gran parte es vacío, ya que dicho espacio va aumentando). No había nada, fuera de ese punto, y con nada me refiero a nada, ni espacio ni tiempo. Entonces este punto “explotó”. Pongo la palabra entre comillas, ya que no se expandió más fuera de si mismo (eso sería imposible, ya que eso era todo lo que existía), pero sí que hubo una expansión del espacio, de ahí lo de Big Bang (gran explosión).

Aclarado esto, vamos a proseguir a partir de la singularidad inicial. Cuando experimentó dicha expansión el espacio, la singularidad se enfrió debido a que, hablando coloquialmente, había “más espacio que calentar”. Esto es lo que llamamos la inflación, y hasta donde podemos comprobar, sigue dándose hoy en día y de forma acelerada (la ley de Hubble es una evidencia de dicha expansión). La energía primordial quedó en forma de partículas elementales. Dichas partículas, aún a gran temperatura, estaban en forma de plasma que empezó a combinarse, creando los bariones (por ejemplo, los protones y los neutrones). Fue entonces cuando la materia predominó sobre la antimateria. El motivo por el cual sucedió esto, aún es controvertido.

Ya había pues, protones y neutrones, además de otras partículas elementales (como el electrón). Entonces sucedió lo que recibe el nombre de nucleosíntesis primordial, que analizando ambas palabras llegamos a la conclusión que significa: primera creación de núcleos. Así sucedió, que se crearon los primeros átomos, en su enorme mayoría de Hidrógeno, y una casi despreciable cantidad de otros elementos como el Helio, el Berilio…

Una vez el universo tuvo su hidrógeno, lentamente se fue agrupando por interacción gravitatoria en enormes esferas que al adquirir suficiente masa, se daban las condiciones idóneas de temperatura y presión en sus interiores. Así nacieron las primeras estrellas, o de población III, que empezaron a transformar el Hidrógeno en Helio, y éste en elementos cada vez más pesados. Estas estrellas murieron hace mucho tiempo, esparciendo estos elementos más pesados al espacio, y de ellos surgieron la siguiente generación de estrellas, las de población II. Estas estrellas aún presentan una metalicidad muy baja, eso significa que se crearon a partir de elementos muy ligeros (Hidrógeno y Helio en su mayoría), y de esa nube de la cual se crearon no pueden existir planetas ya que se requiere de elementos más pesados.

Finalmente a partir de las de población II, surgieron las de población I, ahora ya sí con una metalicidad suficiente como para albergar sistemas planetarios. El Sol es una de esas estrellas.

Lo que a galaxias se refiere, se desconoce cuando se formaron las primeras. Se han observado galaxias que ya existían cuando el universo tenía apenas 500 millones de años de edad. El universo actual tiene 13.700 millones de años, aproximadamente.

Esta es, muy resumida, la historia del universo hasta nuestros días. Por supuesto he omitido gran cantidad de detalles, y muchos otros son directamente desconocidos hoy día, pero da una idea de en qué consistió el Big Bang.

Saludos y hasta la próxima

Kapteyn